Los trabajadores obligan a cerrar las estaciones de esquí de FGC de La Molina, Espot y Port Ainé

La directora de Organización y Personas de la empresa pública, Juliana Vilert, ha asegurado que no tienen capacidad para mejorar las retribuciones ni reducir las horas de la jornada laboral

Estació d'esquí (Oriol Bosch, ACN)
Estació d'esquí (Oriol Bosch, ACN).

Los trabajadores de las estaciones de esquí de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) de La Molina, Espot Esquí y Port Ainé están realizando la tercera jornada de paros parciales hoy, domingo 12 de marzo, entre las 10:00 y las 13:00 horas por la huelga convocada por la sección sindical.

Los empleados han denunciado el «inmovilismo» de la empresa pública para renovar el convenio colectivo. La directora de Organización y Personas de FGC, Juliana Vilert, ha criticado que los incrementos salariales y la rebaja de jornada laboral que piden están por encima del “límite legal”.

La protesta puede continuar

Se prevé que la protesta continúe el viernes 17 de marzo y el próximo fin de semana. Los paros coinciden con la celebración de los campeonatos del mundo de snowboard para personas con discapacidad en La Molina. En Port Ainé, las protestas pueden afectar a 2.500 esquiadores, según ha informado el secretario del comité de empresa de las estaciones de esquí de FGC, José Antonio Rodríguez.

El responsable del comité ha precisado que hay unos 220 trabajadores que reivindican las mejoras salariales y de jornada laboral por un convenio que también afecta a las estaciones de Vallter 2000, Vall de Núria y Boí Taüll. Ha afirmado que la negociación desde octubre se ha hecho con «total normalidad».

Incapacidad para mejorar las retribuciones

La directora de Organización y Personas de FGC ha asegurado que se ha avanzado en muchos capítulos del convenio colectivo, que es una «norma compleja porque aborda todas las condiciones laborales». Según Vilert ya han acordado y redactado unas 70 páginas del nuevo convenio y la voluntad de FGC es cerrarlo antes de terminar la temporada, ya que si no quedará pendiente para la próxima.

Vilert ha señalado que desde FGC, como empresa pública, no tienen capacidad para mejorar las retribuciones ni reducir las horas de la jornada laboral y lamentan que la huelga perjudique a la gente del territorio y a los participantes del campeonato del mundo en La Molina, que han llegado de diez países distintos con sus equipos técnicos y acompañantes.

(Visited 155 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario