El tramo final del Ebro recupera las reservas en Mequinensa y sale de la emergencia por sequía

El caudal del río se ha recuperado ligeramente y en la actualidad es de 165 metros cúbicos por segundo al nivel de Tortosa y 175 a la altura de Ascó, el doble que durante los meses de verano

La presa de Mequinensa (CCMA)
La presa de Mequinensa (CCMA).

El Ebro vive dos realidades opuestas en Cataluña. El tramo final del Ebro ha recuperado las reservas en los dos últimos meses y ha salido de la emergencia. Mientras tanto la zona del Segre y el Cinca vive la peor sequía en años.

El pantano de Mequinensa, que acumula las reservas hídricas para el tramo final del Ebro, se encuentra actualmente al 72’49 por ciento de su capacidad con 1.112 hectómetros cúbicos de agua embalsada, el doble que a principios de enero, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). El caudal del río se ha recuperado ligeramente y en la actualidad es de 165 metros cúbicos por segundo al nivel de Tortosa y 175 a la altura de Ascó, el doble que durante los meses de verano.

Regar con normalidad

Esta recuperación ha sido posible gracias a dos episodios importantes de precipitaciones y con el apoyo de medidas el ahorro de agua de las comunidades de regantes durante el invierno.

Los regantes del tramo final, como los de la Terra Alta y de los canales de la derecha y la izquierda del Ebro, confían que finalmente no habrá restricciones de riego este año. Los parámetros de esta campaña se establecerán en una reunión entre CHE y los usuarios el 15 de marzo. “Somos optimistas y creemos que la próxima campaña se podrá regar con normalidad”, ha afirmado el presidente de la Junta de Gobierno de la Comunitat de Regants-Sindicat Agrícola de l’Ebre, Javier Casanova, en declaraciones en el Diario de Tarragona.

(Visited 121 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario