El Govern admite que «algo ha fallado» en el caso de Sallent y pide disculpas

Educación se apresuró a descartar el bullying una vez se hicieron públicos los hechos

    La portavoz del Govern, Patrícia Plaja (ACN)

    Foto: ACN (Eli Don)

    La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha pedido «disculpas sinceras y de todo corazón» en nombre de todo el ejecutivo catalán por el caso de Sallent: «Es obvio e incuestionable que algo ha fallado», ha admitido durante la rueda de prensa de este martes después del Consejo Ejecutivo. Así, el Govern se ha comprometido a llegar «hasta el final» para conocer las causas del suicidio del adolescente, que expresó que se sentía chico en un escrito, y el intento de su hermana gemela, que continúa en estado grave tras lanzarse por el balcón.

    Plaja ha constatado que el suicidio o la tentativa de una persona menor de edad es un «fracaso del sistema», y ha añadido que la responsabilidad de proteger al centro educativo es «compartida», para que la escuela continúe siendo un «espacio de seguridad». «No revictimizemos al centro porque esto no ayuda a nadie», ha constatado la portavoz, que ha reiterado que todas las circunstancias que hayan provocado que dos personas menores hayan protagonizado unos hechos así se tienen que investigar: «No hay debate, algo ha fallado».

    La portavoz del Gobierno catalán ha subrayado que hay un «conjunto de efectos adversos» que, como administración y sociedad, no se ha podido detectar a tiempo para evitar unos hechos «tan trágicos». «Nadie podrá reparar el dolor causado a los padres pero hay que llegar hasta el final, sin fisuras, para saber qué ha pasado», ha afirmado Plaja, que también ha apuntado que hay que invertir todos los recursos necesarios, los que ya hay y «los que convenga». «Hace falta una respuesta comunitaria», ha concluido.

    Educación niega el bullying inicialmente

    Los hechos tuvieron lugar el martes 21 de febrero. Tres días después, el consejero de Educación, Josep Gonzàlez – Cambray, reiteró que no había indicios de acoso: «El centro no había detectado ningún caso ni ninguna problemática específica relacionada con bullying», dijo. El día siguiente, el abuelo del niño y la niña de Sallent aseguraba que las cartas que escribieron antes de precipitarse al vacío confirman el bullying que sufrían en el instituto. En declaraciones al canal de Argentina A24, Gustavo Lima indicó que sufrían acoso por su acento argentino.

    Además, a una de ellas la llamaban Ivana, por su decisión de pedir que lo llamaran Ivan porque quería hacer el tránsito para ser un niño. Su hermana, en estado crítico pero estable en el hospital, dejó escrito que ella no quería morir pero que acompañaría a su hermano gemelo.

    La secretaria de Transformación Educativa, Núria Mora, apuntó el sábado que, cuando hay indicios de acoso escolar u otros problemas, los centros educativos tienen que activar el protocolo correspondiente. “El motivo por el cual no se ha hecho desconocemos si es que no se tenían los datos, si no se sabía o que el centro no lo valoró”, añadió en Rac1. El bullying es uno de los elementos que sí que figura en la investigación de los Mossos.

    El Observatorio Contra la Homofobia (OCH) pidió el lunes depurar responsabilidades por el caso del adolescente de Sallent que se quitó la vida la semana pasada y por el estado grave de la hermana gemela después de lanzarse por el balcón. Lo dijo su presidente, Eugeni Rodríguez, que también abrió la puerta a llevar el caso por la vía judicial si no reciben una respuesta por parte de la directora de la Oficina de Igualdad de Trato y No-discriminación, con quien se han puesto en contacto recientemente. “Hemos pedido una investigación y que se abra un expediente, si se tercia”, ha detallado, “si responden de forma deficiente iremos al Contencioso–administrativo o a la Fiscalía”.

    (Visited 76 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario