Barcelona es la ciudad con más taxis por habitante y los autónomos son mayoría

Los ingresos brutos mensuales, por 22 días de trabajo, se calcula que son de 5.051 euros

Durante el 2022 la ciudad de Barcelona recibió 7,4 millones de turistas, mientras que por el aeropuerto de  El Prat transitaron 41,6 millones de pasajeros. Barcelona, con 1.639.981 habitantes y 10.521 licencias de taxi, es la ciudad española con más servicio a taxímetro: 6,42 taxis por cada mil habitantes; le siguen Madrid con 4,78 y Las Palmas con 4,27. Si la comparamos con otras ciudades europeas, tenemos que París tiene 5,5, Londres 2,5, y Roma 2,9. Solo si consideramos los 3,3 millones de habitantes del Área Metropolitana de Barcelona y sus 36 municipios, esta relación baja a 3,19.

Un total de 9.373 licencias de taxi son explotadas por autónomos, que representan el 89,09% del total. El resto, 601 (5,71%) corresponde a flotas y 547 (5,2%) a titulares con menos de cinco licencias. De tal forma que 9.373 taxis trabajan a un turno y 1.148 a doble turno. En este último caso, cada turno es de 12 horas.

Por norma general, cada turno, de media, recorre 200 kilómetros y trabaja 22 días al mes. Por lo tanto, un taxi a doble turno hace alrededor de 8.800 kilómetros mensuales; 105.600 kilómetros al año. Para que el taxi preste servicio en condiciones de seguridad requiere de un mantenimiento periódico, tanto en su parte mecánica, como en la que concierne a la parte eléctrica.

Sin embargo, es un rumor extendido que, en el momento de pasar la ITV, algunas flotas vestirían con sus mejores galas el vehículo a inspeccionar, con trajes que no serían suyos: un faro por aquí, una rueda por allá, qué más da, si, una vez que el documento emitido diga «aprobado», el vehículo volvería al taller y en el estado que tenía antes de pasar la ITV. Por eso no es extraño ver por la ciudad taxis en penosas condiciones, con asientos rotos, sucios por dentro, malolientes, incluso, pero con la ITV en regla.

Acabar con esta picaresca parece tarea imposible. El Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) solo tiene tres inspectores. Fiscalizar a estos centenares de vehículos de flota requeriría de una gran capacidad operativa. Pero sería una actuación necesaria que salvaguardaría la seguridad de los pasajeros y de los trabajadores, que acabaría con el vicio del engaño que debilita al sector y que, además, pone también en riesgo a los otros usuarios de las vías públicas.

¿Es un mal negocio el taxi de Barcelona? El último estudio tarifario del IMET data del 2019, cuando la recaudación bruta media por hora del taxi fue de 22,96 euros. Cada turno, por convenio, está obligado a trabajar 10 horas de manera efectiva y a descansar las otras dos horas, con una media de 22 días laborables por mes. Por lo tanto, la media diaria por turno sería de 229,60 euros y mensualmente la facturación rondaría los 5.051 euros.

Entonces, los 9.373 autónomos facturarían unos 47,4 millones de euros al mes, mientras que los 1.148 taxis a doble turno facturarían 11,5 millones euros. El volumen del negocio mensual del taxi en Barcelona sería de 59 millones de euros, mientras que el anual se situaría en torno a los 707,3 millones.

Por otro lado, EL TRIANGLE ha podido averiguar que un taxi –descontados los costes operativos y de explotación (combustible, mantenimiento, salario, Seguridad Social…)– deja alrededor de mil euros de beneficio mensual por turno. Si proyectamos estos guarismos a un año, una flota de 20 taxis a doble turno, con una facturación bruta de 2,4 millones, genera un beneficio de 480.000 euros, mientras que una flota con 80 taxis tendría un beneficio de 1,9 millones de euros después de una facturación bruta de 9,7 millones.

A la luz de estas cifras resulta lógico que el 58,73% de los taxis tenga menos de cinco años, pero es inaceptable que un 2,99% sobrepase los diez años y que un 16,88% se sitúe entre los siete y los diez años. El usuario del taxi merece un servicio de calidad, sin trampas de ningún tipo.

(Visited 1.285 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario