Junts, ERC y CUP olvidan convocar a la comisión Pegasus del Parlament al activista que coordinó el ‘CatalanGate’

Elies Campo, que hizo de puente entre los independentistas catalanes y Citizen Lab, ha mentido en su currículum haciéndose pasar por directivo de Telegram

Elies Campo, coordinador del Catalangate, no ha estat cridat a comparèixer a la comissió Pegasus pels grups independentistes

Este viernes 20 de enero, la comisión que creó de urgencia el Parlament de Catalunya para investigar el caso de un supuesto espionaje telefónico de personas partidarias de la independencia de Catalunya celebrará su primera reunión de trabajo. Ocho meses después de que la Mesa del Parlament aprobara la creación de esta comisión, tres de los cuatro partidos que pidieron su puesta en marcha presentarán el viernes su propuesta de comparecientes. ERC, Junts per Catalunya y la CUP han apartado a los comunes del acuerdo por el que solicitaron conjuntamente la creación de la comisión y han planteado que comparezcan 70 personas. Curiosamente, no han convocado una pieza básica de todo el proceso: Elies Campo, el activista independentista que coordinó la elaboración del informe sobre este supuesto espionaje.

El informe lo difundió el colectivo canadiense Citizen Lab el pasado 18 de abril. Al día siguiente, los máximos responsables de Junts, ERC, la CUP, Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC) organizaron una rueda de prensa en el Parlamento europeo para denunciar lo que calificaron como el escándalo de espionaje realizado con el software malicioso Pegasus que ha afectado a más personas de la historia. Elisenda Paluzie, presidenta entonces de la ANC, dijo en esa conferencia de prensa que el CatalanGate, nombre con el que la ANC y Citizen Lab bautizaron este informe, no habría existido de no haber sido por el trabajo de Elies Campo. “Sin él, sin su entrega y profesionalidad hoy no estaríamos aquí”, afirmó.

¿Por qué no han pedido su comparecencia los grupos independentistas del Parlament? Elies Campo no acabó sus estudios de Tecnología en el centro universitario La Salle. Se fue a Estados Unidos y en su perfil de Linkedin asegura que entre los años 2015 y 2021 trabajó como “director de Crecimiento, Acuerdos Comerciales y Desarrollo de Negocio en Telegram Messenger”. Es mentira. “El señor Elies Campo nunca ha sido empleado por Telegram en ningún cargo, y mucho menos como directivo. En 2016 realizó algún trabajo voluntario y se le concedió una dirección de correo electrónico temporal que después fue revocada. Nunca recibió compensación monetaria alguna de Telegram y nunca firmó ningún contrato con nosotros”. Así de claro y contundente se expresó Remi Vaughn, portavoz de Telegram cuando EL TRIANGLE le preguntó si Elies Campo había trabajado en esta compañía y había tenido algún cargo.

Campo fue fichado por Citizen Lab tres meses antes de publicar su CatalanGate, un informe que el colectivo canadiense se ha negado reiteradamente que sea analizado por una comisión independiente, a pesar de las peticiones que ha recibido de numerosos expertos y docentes universitarios. El director de Citizen Lab, Ronald Deibert, sí figura entre las personas que los grupos independentistas quieren que comparezcan en la Comisión Pegasus. Deibert reconoció, a mediados de diciembre, que Citizen Lab se había equivocado al incluir al eurodiputado Toni Comín como víctima del espionaje. Según él, uno de sus investigadores confundió una etiqueta que le identificaba con la de otra persona que sí habría sido investigada. Este error es uno de los muchos que han puesto de manifiesto la carencia de credibilidad y rigor del CatalanGate de Citizen Lab.

Los socialistas sí pedirán que comparezca Elies Campo en la comisión Pegasus del Parlament. ¿Serán capaces los representantes de Junts, ERC y la CUP de vetar su comparecencia? El viernes lo sabremos.

(Visited 108 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario