¿Por qué Laporta quiere blanquear la camiseta del Barça?

Pedri, con la tercera camiseta del Barça

Ahora resulta que lo moderno es lo retro y que recuperar de la historia un hecho ciertamente anecdótico, como que en los años setenta el Barça dispuso de una camiseta blanca como alternativa a la azulgrana para determinadas ocasiones, ha de convertirse a la fuerza en un gesto de audacia y valentía sin precedentes en el club por parte de la junta de Joan Laporta.

Más aún: la decisión de aprobar para la próxima temporada una segunda camiseta completamente blanca se ha celebrado en el laportismo como una victoria social contra Josep Maria Bartomeu, como si fuera imperiosamente necesario dejar claro que ahora sí hay un presidente dispuesto a todo, incluso a vestir de blanco como el Real Madrid.

Parece, y es, una controversia absurda, ya que el Barça de esta temporada ya juega de color claro, casi blanco, con una camiseta que ya es un guiño a esa otra camiseta histórica con la que se jugaron varios partidos de la Copa de Ferias (predecesora de la Copa de la UEFA, hoy convertida en la Europa League) porque representaba que los clubs la disputaban en nombre de sus ciudades. El blanco fue un homenaje al escudo de Barcelona, de fondo blanco cruzado de rojo, que forma parte del escudo del Barça desde su fundación. La versión ya estrenada esta temporada luce con esa cruz con los colores azulgrana sin que su producción y uso haya causado ninguna polémica, más allá de algún comentario más bien estético.

Ahora, por parte de Laporta y de su entorno, se trata de blanquearla aún más, como si esa fuera una asignatura pendiente solo por el hecho de que circulan imágenes y vídeos de Johan Cruyff como jugador vestido con una camiseta de la época en ese tono, precisamente disputando un partido de competición europea.

Existe, además, una causa añadida en esta recuperación compulsiva y repentina del blanco como si fuera santo y seña del club azulgrana. Uno de los miembros de la comisión de historia del club, fichado por Laporta no es otro que Josep Bobé, pareja de la vicepresidenta institucional Elena Fort. Un tuit de Bobé tras conocerse la noticia lo dice todo: “¡Días con buenas noticias! Habrán tenido que pasar 45 años para volver al color original de la segunda equipación”. Por lo que se ve, había un socio que lo estaba pasando mal por este motivo.

Seguramente, Laporta se refería a este tipo de consultas cuando afirmó que los socios votarían el diseño de la camiseta. ¿O es que también lo ha consultado con Florentino Pérez?

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas