Barcelona endurece las multas por botellones e impone 747 en 7 días

Las sanciones pueden alcanzar los 600 euros en los casos en que se afecte "gravemente a la convivencia"

Barcelona endurece la lucha contra los botellones. Las multas pueden alcanzar los 600 euros, en los casos en que se afecte «gravemente a la convivencia», y las sanciones por infracciones leves también se han encarecido, pasando de los 60 euros que se imponían hasta ahora, a 100 euros. El Ayuntamiento pulsa así el acelerador en la lucha contra el incivismo y el consumo de alcohol en la vía pública, después de quejas continuas de los vecinos en varios puntos de la ciudad.

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha explicado este lunes que todas las sanciones se han incrementado hasta el tope máximo posible. Las leves han pasado de los 60 a los 100€ y en el caso de las sanciones graves se aplicará la ley de seguridad ciudadana, que prevé multas de entre 300 y 600 euros.

El cambio en la normativa entró en vigor el martes 2 de agosto, y ya se han impuesto las primeras sanciones: 747 en siete días. De momento, pero no se ha impuesto ninguna de las más altas. Según la Guardia Urbana, lo que se han detectado son infracciones consideradas leves, como beber en una lata o botella de vidrio, causar molestias leves o ensuciar la vía pública. La ley de seguridad ciudadana se aplicaría en caso de molestias muy graves al vecindario, cortes de tráfico o perturbación grave de la circulación de peatones.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas