Borràs acusa al Estado de utilizar la corrupción como «arma» contra la disidencia

La presidenta del Parlament ha vinculado su causa a la guerra jurídica contra adversarios políticos

    La presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs

    La presidenta del Parlament y líder de Junts per Catalunya, Laura Borràs, ha sido la encargada de inaugurar la II cumbre contra la corrupción que se celebra este viernes en la Cámara catalana. En su discurso, Borràs se ha referido su causa judicial por el presunto fraccionamiento de contratos a favor de un amigo suyo cuando estaba al frente de la Institución de las Letras Catalanas (ILC), y ha acusado al Estado español de tener «tics autoritarios» y de utilizar la corrupción como «arma» contra la oposición política.

    «En las democracias viciadas con tics autoritarios a veces la corrupción puede dejar de ser un problema que hay que eliminar para convertirse de manera perversa en una arma para combatir la disidencia política«, ha señalado la líder de Junts, que también se ha referido en la guerra jurídica –lawfare, en inglés- en alusión, como ha defendido otras veces, a su caso. «El lawfare también es una estrategia de represión y consigue el objetivo de ensuciar con la corrosiva mancha de la corrupción a los adversarios políticos», ha afirmado.

    Borràs ha puesto en valor el compromiso del Parlamento catalán y la «ética de la actividad política» contra la corrupción, y ha situado esta práctica como uno de los principales enemigos de la democracia porque «erosiona la confianza de los ciudadanos en las instituciones». «La democracia se degrada cuando se vincula a prácticas que desacreditan las instituciones y comportan una deslegitimación de todo el sistema», ha afirmado la presidenta del Parlament, que ha acabado su intervención con una cita de la exprimer ministro del Reino Unido Winston Churchill.

    (Visited 30 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario