Más de 280 mujeres denuncian haber sufrido abusos sexuales bajo los efectos de sustancias en Cataluña

Los Mossos d'Esquadra activan un nuevo protocolo para combatir la violencia sexual en el ocio nocturno

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, la consejera de Igualdad, Tània Verge, y la inspectora y portavoz de los Mossos, Montserrat Escudé

Desde que empezó 2021 hasta el 12 de junio de 2022, en Cataluña, un total de 288 mujeres han denunciado haber sido víctimas de abusos sexuales mientras estaban bajo los efectos de sustancias como el alcohol u otras drogas. Según datos de los Mossos d’Esquadra, de estas 288, 167 manifiestan que alguien les puso alguna sustancia en la bebida para dormirlas (sumisión química), mientras que 121 explican que el agresor se aprovechó del estado vulnerable en la que ellas se encontraban.

Durante el primer trimestre de 2022, según el balance de criminalidad elaborado por el Ministerio del Interior, las agresiones sexuales con penetración han aumentado un 40% en Cataluña en comparación con el mismo período de 2021. Por otra parte, durante el año pasado, las denuncias por abusos sexuales -donde se incluyen los casos de sumisión química- crecieron un 18% en Cataluña respecto a 2019, el año posterior a la pandemia.

La última encuesta sobre violencia sexual del Departamento de Interior de la Generalitat señala que un 15% de las mujeres entrevistadas que han sufrido violencia sexual durante su vida señalan que ocurrió en bares de copas o discotecas, sin embargo, aparte de eso , no existen datos objetivos sobre la relación entre la violencia sexual y el ocio nocturno. Sin embargo, sí existe la «percepción policial» de que este vínculo ha aumentado durante los últimos años, por lo que los Mossos d’Esquadra han puesto en marcha un nuevo plan de choque para combatir las violencias sexuales en este ámbito.

Nuevo protocolo policial

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, ha explicado en una rueda de prensa este lunes que los Mossos implementarán nuevas medidas para combatir los delitos sexuales vinculados al ocio nocturno y mejorar el acompañamiento a las víctimas. Por un lado, se aumentará el patrullaje en las zonas geográficas donde, según los datos policiales, se producen más agresiones sexuales y, por otro, se mejorará la elaboración de los atestados para evitar las absoluciones de los agresores vinculadas a la carencia de pruebas.

Elena también ha destacado que nos encontramos «en un momento de visibilización» y que el número de denuncias ha aumentado: el año pasado, se interpusieron 3.194 demandas por violencia sexual, casi 10 al día. «Nuestras actuaciones son esenciales para que estas mujeres confíen en nosotros. El objetivo de las políticas públicas debe ser la mejora de la calidad de vida de las mujeres, la reducción de la sensación de riesgo y la percepción de una buena atención» , ha manifestado el titular de Interior.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas