Desde Òmnium sobreexponen a Xavier Antich

El nuevo presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich, llegó al cargo con una operación de sucesión a dedo, con Jordi Cuixart abandonando el lugar a la vez que ungía su delfín, sin oposición interna, y con una asamblea a la búlgara para escogerle formalmente. Nadie a la entidad duda de su valía o de su idoneidad para el cargo –o esto parece–, pero fuera de Òmnium no deja de ser una persona desconocida que ahora hace de presidente de la entidad porque se le ha puesto a dedo.

Es por eso que en Òmnium han optado por multiplicar la presencia mediática y pública de Antich y por la sobreexposición a todos los niveles, para intentar anclar su liderazgo, hacer popular su nombre y su cara y dotarle de perfil propio. De momento, les funciona.

Xavier Antich no es una persona acostumbrada a los medios, a las ruedas de prensa, a los actos públicos con cámaras apuntando, ni a las entrevistas con preguntas cómodas o incómodas. Su gente en Òmnium, pero, asegura que desde que es presidente de la entidad, se ha ido acostumbrando y sintiendo cada vez más cómodo ante los micrófonos. Además, aseguran que escucha los consejos del equipo de comunicación y es disciplinado con los medios.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.