Miles de profesionales de la educación piden la dimisión de Cambray

La reunión entre los sindicatos y el consejero ha terminado sin acuerdo, por lo que se mantiene la huelga

Primera jornada de huelga de los sindicatos de educación

La primera jornada de la huelga convocada por los sindicatos de profesores de escuelas y de institutos públicos ha colapsado el centro de Barcelona. La movilización, que ha comenzado a las 11:30h en Jardinets de Gràcia y ha terminado a las puertas del Departamento de Educación, ha cortado el tráfico en la avenida Diagonal y ha causado afectaciones en varias calles del centro de la ciudad como Muntaner o la Vía Augusta. Las consignas que más se han oído reclamaban la dimisión del consejero de Educación, Josep González-Cambray, a quien han calificado de «incompetente» y de «pequeño dictador».

Bajo el lema «¡Basta imposiciones! ¡Basta recortes! Por una educación pública de calidad», la manifestación de los sindicatos USTEC-STEs, UGT, CCOO, Aspepc, Intersindical, CGT y USOC contra las políticas de la consejería que lidera Cambray ha aglutinado a 22.000 personas, según los datos de la Guardia Urbana. Las organizaciones convocantes han asegurado que se trata de la movilización más multitudinaria que se ha dado en el ámbito educativo durante los últimos años, cifrando en un 70% -según USTEC- los docentes que han seguido la huelga. Por su parte, el Departamento ha indicado que el seguimiento de la convocatoria ha sido de un 31%.

La cabecera de la manifestación ha llegado a la sede de Educación, situada en la Vía Augusta de Barcelona, ​​sobre las 13:30h, donde un dispositivo de agentes de los Mossos d’Esquadra custodiaba el edificio. Bajo el grito de «Somos docentes, no delincuentes», los manifestantes han mostrado su rechazo a la presencia policial, manteniéndose a las puertas del Departamento mientras una delegación sindical accedía al interior para reunirse con el consejero, después de que él mismo lo haya solicitado.

El encuentro con el titular de Educación, al que han asistido siete personas, una en representación de cada sindicato, ha durado alrededor de una hora y ha terminado sin que se llegue a ningún acuerdo. Las organizaciones de trabajadores han asegurado que Cambray mantiene una actitud inmovilista y no le consideran un interlocutor válido, por lo que han pedido que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, haga de mediador. Los sindicatos han hecho un llamamiento a seguir mañana con la huelga y volver a manifestarse en las calles.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas