Sánchez se garantiza agotar la legislatura con el apoyo de ERC y PNV a los presupuestos

Las cuentas de 2022 se podrían prorrogar un año para permitir al Ejecutivo completar los cuatro años hasta las próximas elecciones

La cesión de la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) al Gobierno Vasco y el impulso a las lenguas cooficiales en la futura Ley del Audiovisual asegurarán a Pedro Sánchez agotar la legislatura hasta las elecciones de 2023. Ésas eran las condiciones impuestas por el PNV y ERC para apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022. El PSOE aceptó sobre la bocina y podrá gobernar dos años más.

Mientras el Partido Socialista y Unidas Podemos tratan de limar sus tensiones internas, la aprobación de los PGE reeditando la mayoría de la investidura con ERC, PNV y EH Bildu supone un soplo de aire fresco para la coalición. Ésta podría ser la ley más importante de lo que queda de legislatura para Pedro Sánchez, justo porque le permitirá seguir en la Moncloa sin sobresaltos hasta finales de 2023.

Si el año que viene el Ejecutivo no consiguiera aprobar un nuevo proyecto, prorrogaría las cuentas y daría carpetazo a unas siempre difíciles negociaciones con sus socios parlamentarios. Portugal como telón de fondo. Lo sucedido en el Parlamento del país vecino, con el rechazo del Bloco de Esquerda y del Partido Comunista Portugués a los presupuestos del socialista António Costa y la posterior amenaza de nuevas elecciones, suponía un espejo en el que Sánchez ha evitado mirarse.

Los nacionalistas vascos y catalanes ya tenían redactada su enmienda a la totalidad de las cuentas que llegarán al Congreso el próximo 4 de noviembre. “Podía haber habido una enmienda a la totalidad”, dijo Aitor Esteban, portavoz del PNV, “de hecho, es esta”, señaló mientras mostraba a la prensa el documento, informa La Vanguardia. Pero hubo acuerdo para que sea la socialista Idoia Mendia, consejera en el Gobierno de Iñigo Urkullu, quien gestione el IMV.

También los de Gabriel Rufián se habían preparado para el fracaso de las negociaciones con el Gobierno central. Finalmente, la próxima Ley del Audiovisual contará con Esquerra como actor clave y se garantizarán las cuotas -así las llama ERC- o porcentajes -lenguaje socialista- de producción, doblaje y subtitulado en las lenguas cooficiales, especialmente en lo relativo a las grandes plataformas como Netflix y HBO. Los republicanos también acordaron fiscalizar la materialización de las inversiones comprometidas con Cataluña. Mientras, Junts se ha enrocado en el ‘no’ y ha optado por presentar la enmienda a la totalidad.

Los Presupuestos Generales del Estado llegan la próxima semana al Congreso. Cuando se aprueben, el Gobierno podrá respirar tranquilo y fijar el horizonte a finales de 2023.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides