¿Por qué Laporta está contra el derecho a decidir?

.
.

“Incomprensible y decepcionante”, así califica la Confederació Mundial de Penyes del FC Barcelona la decisión unilateral de la junta directiva de Joan Laporta de desmantelar y borrar del mapa las “penyes” como organización. Esta posibilidad forma parte de una de las partes de la votación prevista para la asamblea de este domingo, juntamente con otras reformas de los estatutos que nada tienen que ver entre sí, motivo por el que grupos de socios por su cuenta o como asociaciones han pedido que se pueda votar por separado.

Todo indica, sin embargo, que el exterminio del movimiento de “penyes” seguirá votándose en el mismo pack de la adhesión del club a defensa de la igualdad de género o la creación de una comisión de ética que ya existe pero que ahora se pretende elevar, graciosamente, a órgano con capacidad de actuar y tomar decisiones, es decir con una aparente mayor autoridad para la acción y lucha contra las prácticas opacas o sospechosas de la directiva, ejecutivos y empleados del club, con alcance a los deportistas.

Suena tan a cachondeo y tomadura de pelo como la chapuza de someter a la aprobación temas tan sensibles y con tantos matices y tan dispares que parece una broma de mal gusto. Nada que pueda sorprender viniendo de una junta como la de Laporta que se pasó por donde quiso el código ético en vigor para contratar a su hermana y su prima para cargos relevantes dentro de la organización. Por no hablar del hermanísimo, que ya empieza a dejarse ver estratégicamente en algunas operaciones.

Lo destacado de esta prevista aniquilación programada de las “penyes” es que, básicamente, Laporta le arrebata y suprime su legítimo derecho a decidir, como han hecho las 1.300 “penyes” del Barça, su propia organización y modelo democrático, una aspiración de toda asociación y que el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, reclama para el país, desde su poltrona en el palco del Camp Nou, vía referéndum, como el camino hacia la independencia de Catalunya.

No lo quiere en cambio para las ”penyes” que llevan diez años trabajando el proyecto de su organización, independiente y autónomo, y desde 2015 hecho realidad en forma de Confederació Mundial de Penyes.

La reacción ante la asamblea por parte de las “penyes” ha sido la de movilizar en silencio a la comunidad propia y finalmente ha enviado una carta con argumentos y un posicionamiento muy claro pidiendo a los socios compromisarios que voten en contra de esa propuesta. “Los que hoy tenemos el honor, pero también la responsabilidad y el deber de velar por la historia centenaria y los miles de peñistas que formamos parte de esta gran familia, os queremos pedir que votéis en contra de la propuesta de reforma de los artículos 16 y 23 de nuestros Estatutos, la cual nos devuelve al pasado y suprime el reconocimiento de la organización democrática que hemos construido”.

En efecto, el común de los “penyistes” del FC Barcelona considera la propuesta una involución, un paso atrás y un retroceso de un colectivo que por su naturaleza y sentido progresista del barcelonismo se ha convertido en un referente para las organizaciones de fans y de seguidores de todo el mundo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.