El Cercle d’Economia vaticina “la decadencia y la irrelevancia económica de Barcelona y Cataluña”

La asociación lanza un duro comunicado criticando las políticas de Colau y Aragonès

Javier Faus
Javier Faus

El margen de confianza del Cercle d’Economia para con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña toca a su fin. La asociación ha emitido una nota de opinión en la que cuestiona duramente la política económica de los gobiernos que encabezan Ada Colau y Pere Aragonès, una “ausencia de modelo de prosperidad compartido”, dicen, “que puede llevar a la capital y al país a una espiral de irrelevancia económica de lenta pero inexorable decadencia”.

La entidad que preside Javier Faus ha puesto en valor el apoyo que durante meses ha brindado a ambas administraciones, una confianza que ahora se ha tornado en “decepción”. La nota critica que el modelo de desarrollo económico de Barcelona y de Cataluña, “de existir, a menudo es fuertemente ideológico, con falta de pragmatismo. Otras veces son modelos que generan confrontación, y, por lo tanto, difíciles de ejecutar en sociedades tan complejas y diversas como las nuestras”.

En esa línea, señalan la falta de interés por promover la colaboración público-privada –sin inversión privada es imposible transformar una realidad”– y la necesidad de fomentar el crecimiento económico de la mano de la protección del medio ambiente. Y en su reproche a la política influida “por los extremos”, apuntan de manera clara a la “apología del decrecimiento” como una de las grandes irresponsabilidades de su acción de gobierno.

El Cercle d’Economia muestra su preocupación asimismo por la pérdida de competitividad de Barcelona y Cataluña respecto a otros polos europeos. Portugal, Alemania, Países Bajos y las ciudades de París y Milán, entiende la asociación, representan un espejo en el que basar el modelo económico de la ciudad y el país en el futuro próximo. Tomar ese tren ahora o lamentarse viendo el éxito ajeno.

El comunicado pone en todo momento en valor la centralidad de su discurso y de la asociación. “Defendemos que el interés general prime sobre los intereses particulares, vengan de donde vengan”, y añaden que “el Cercle también se ha posicionado en contra del llamado capitalismo extractivo y a favor de un capitalismo consciente centrado en la creación de valor social”.

Uno de los apartados más destacables del escrito se basa en una serie de ejemplos prácticos sobre sectores que consideran estratégicos. El rediseño del modelo turístico, consideran, debe pasar por poner en valor un sector crucial en la economía del país, con la erradicación de la imagen de inseguridad que padece Barcelona y un cambio en la reforma urbanística. Y, por supuesto, por la ampliación del aeropuerto del Prat minimizando el impacto medioambiental.

Las otras ideas fuerza del discurso del Cercle d’Economia pasan por una apuesta por la digitalización, la investigación y la innovación científica y tecnológica; un impulso al Green Deal y a la transición hacia un nuevo modelo energético para garantizar la no dependencia del exterior; valorar las ciencias de la vida, la salud y la biomedicina como sectores estratégicos –ampliar el Hospital Clínic principalmente-; y relanzar la industria. Con políticas y gestos, como el de acompañar al presidente de Volkswagen en su visita a SEAT.

Desde el ‘lobby’ empresarial piden por todo ello unos cambios basados en la “normalidad, ambición, realismo, amplios consensos y coraje político y sentido de país”, al tiempo que subrayan su “profundo optimismo sobre las oportunidades de Barcelona y Cataluña”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides