¿Por qué Eduard Romeu se comporta como Ronald Koeman?

El vicepresidente del Área Económica del Barça y vicepresidente del consejo de administración de Audax, Eduard Romeu

La indisciplina mediática de Ronald Koeman será, para Joan Laporta y su coro de aduladores, la gota que habrá colmado el vaso de su paciencia para haber tomado la decisión, definitiva, de echarlo en cuanto encuentre un entrenador. Koeman hizo bien en leer un comunicado y no exponerse una vez más a otra rueda de prensa/carnicería, inútil por otro lado, sometido por buena parte de la prensa que tampoco quiere al héroe de Wembley sólo porque era el entrenador de Bartomeu.

La prensa lo odia aún más porque Koeman escenifica la vergonzosa victoria electoral de su líder y referente, Joan Laporta, sin un plan económico real, sin un entrenador que no fuera Koeman (de Bartomeu) o el de Víctor Font, Xavi Hernández, porque el suyo, Jordi Cruyff, por el que se ha pagado la cláusula para tenerlo en la reserva, también se siente engañado y se niega a colaborar. Jordi Cruyff ya le dijo anticipadamente que él no ocuparía el banquillo de Koeman, por amistad y por criterio. Si apuestas por un entrenador tienes que mantenerlo.

Pero volviendo a la elección de Koeman de leer un comunicado en lugar de someterse a las mismas preguntas capciosas de siempre no se le puede acusar de incomparecencia ni tampoco de cobarde, pues si alguien ha demostrado tener la valentía de hablar claro, ir de frente y demostrar con hechos su osadía para apostar por los jóvenes ese es el entrenador holandés. Simplemente escogió lanzar un mensaje que no llegase, como es frecuente, manipulado y tamizado por medios que están de uñas en su contra.

En cambio, el vicepresidente económico Eduard Romeu lleva días descontrolado, sin atender a la estrategia de comunicación del club, concediendo entrevistas por su cuenta y riesgo, sin consultar, y lanzando un mensaje no consensuado ni alineado con lo que el propio presidente, Joan Laporta, ha apuntado, especialmente en relación a la patada a Messi.

“Era una operación que como club no nos podíamos permitir, no encajaba en la estructura económica”, ha dicho, confirmando el papelón de Laporta engañando a Leo y a su padre, antes a los socios, y a la propia LFP, para acabar haciendo lo que dicta Florentino Pérez en relación a la obsesiva y lunática Superliga y su guerra con Javier Tebas.

El protagonismo que está queriendo asumir Eduard Romeu es la respuesta a las medallas que le está poniendo la prensa y el propio presidente a Ferran Reverter y a Mateu Alemany. Al extremo que, por ejemplo, Romeu acaba de dar una entrevista al diario Sport de forma preferente porque unos de sus redactores, Ferran Correas, es un antiguo compañero de escuela. Otros medios que han intentado obtener una entrevista por el conducto reglamentario, a través del aparato de comunicación del club, siguen esperando sentados.

Romeu quiso ser entrevistado en su despacho profesional apareciendo el logo de Audax en la foto, se supone que para mejorar la imagen de una empresa que, con la batalla de las eléctricas, está perdiendo su valor bursátil cada día que pasa.

Sobre el contenido se ha llevado varios palos. Por un lado, sobre su petición de dos años de paciencia a los socios para recuperar el potencial económico -el mismo argumento de Bartomeu ante la caída de ingresos por la covid-, en contraste con la misma petición de paciencia de Koeman, al que han querido conformar con Luuk de Jong como contrapeso a las bajas de Messi y Griezmann, que será destituido por no dar resultados inmediatos.

Y, cómo no, por segunda vez en apenas una semana, Javier Tebas ha tenido que darle un toque y hacerle callar con un tuit, al que no ha replicado: «Aclaración al Sr. Romeu 1- Repetimos (otra vez): CVC no es una operación de financiación. No se puede comparar a Goldman Sachs. Ésta sí ha hipotecado sus derechos de TV por 10 años. 2- Con su Superliga los clubes de La Liga perderían 22.000 millones en derechos de TV en los próximos 10 años», ha dicho Tebas.

Finalmente, Eduard Romeu ha cruzado una línea muy peligrosa en este momento clave, refiriéndose a la herencia de Bartomeu. “Nadie puede quedar impune, pero habrá que ver qué camino se toma. Y lanzo una pregunta. ¿Dónde miraba La Liga? Ahora está siendo escrupulosa. ¿Y antes?”, ha dicho, retando a Tebas.

Cuidado, porque la LFP ha de dar el visto bueno, o no, a la presentación de cuentas separadas que pretende Laporta, como en su momento validó un aval que aún dará mucho de qué hablar. Si la LFP hubiera sido escrupulosa, lo más normal es que Eduard Romeu no hubiera sido vicepresidente ni Laporta presidente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides