La Defensora de la Audiencia de la CCMA se desentiende de las críticas a la parcialidad y falta de pluralidad de sus medios

Laura Baladas dirige desde 2014 un servicio que cuesta más de 200.000 euros en salarios y que no recoge las quejas por el sectarismo de la televisión y la radio de la Generalitat

Laura Baladas fue nombrada en octubre de 2014 Defensora de la Audiencia y jefa del Servicio de Atención de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). La Defensora de la Audiencia es una institución que, según el portal de la CCMA, «recibe las consultas y sugerencias de los usuarios de todos los medios de la Corporación, atiende las quejas sobre la precisión, la imparcialidad, la veracidad, el rigor, la pluralidad y el equilibrio de la programación e invita a todos los profesionales de la comunicación y a la audiencia a un ejercicio de reflexión sobre el servicio público de los medios de comunicación en la realidad de nuestro día a día». Casi siete años después de su nombramiento, Baladas no ha incluido en ninguno de sus informes las numerosas críticas que ha recibido por parte de los espectadores que se quejan de la deriva independentista de TV3 y su parcialidad y falta de rigor y pluralidad.

En la respuesta a una pregunta parlamentaria por escrito del diputado de Vox, Joan Garriga, sobre el presupuesto del la Defensora de la Audiencia la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, ha afirmado que esta figura no dispone de una partida presupuestaria específica. Llorach sí detalla, en la respuesta a otras dos preguntas más de Garriga que la plantilla de la Defensora la forman cuatro personas con unos salarios que, entre todas, superan los 200.000 euros anuales. La Defensora tiene un sueldo anual bruto de 64.191 euros que, según indica Llorach, no incluyen los complementos personales de la actual titular. Baladas ha ocupado diversos cargos en TV3 desde 1988. Su equipo lo forman también un redactor multimedia, que cobra 43.314 euros, un redactor (48.612 euros) y un conductor (48.616 euros).

La CCMA creó el servicio de Defensor/a de la Audiencia en 2008 y, junto con el servicio de Atención a la Audiencia, «son la plasmación de la exigencia y el compromiso con la defensa y el ejercicio de los derechos de la ciudadanía, y manifiestan la voluntad de transparencia de los medios de comunicación públicos en todos sus ámbitos y formas. Además, son también una herramienta muy útil que permite conocer mejor las demandas, preferencias y opiniones de la audiencia y mejorar, así, la calidad de la programación».

El último informe de la Defensora de la Audiencia, que corresponde al año 2019, indica que recibió 16.441 comunicaciones a través de la web y 16.009 llamadas telefónicas. Los programas de TV3 que suscitaron más quejas o sugerencias por parte de la audiencia fueron Tot es mou (478), Preguntes freqüents (791), Telenotícies (592), Els matins (298) y Més 324 (154).

El informe explica que hay espectadores que se quejan del cambio de horario del Més 324, por el uso incorrecto de algunas expresiones en catalán o por el cambio de presentadora de Preguntes freqüents, pero no recoge las críticas a la falta de pluralidad y neutralidad de TV3. Sólo cabe deducirlas de la frase «se han recibido reacciones ante determinados tuits personales de colaboradores de nuestros programas, que no se hacen en nombre de nuestros medios, pero a veces esto ha llevado a confusión a determinados usuarios que ven un vínculo». Leyendo entre líneas se entiende que estas reacciones se refieren a tuits como los de Jair Domínguez cuando escribe «Puta España» o la de muchos otros redactores o colabora dores de TV3 que escriben tuits donde insultan a los dirigentes de los partidos no independentistas». Laura Baladas, con 33 años en la casa, no se atreve a más.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides