El Cercle Català de Negocis ya no suma con el Consell per la República Catalana

El logo de la entidad que creó Joan Canadell desaparece del organismo que preside Carles Puigdemont

El Cercle Català de Negocis se ha dado de baja de las entidades que promovieron el uso por parte de sus socios de la Identidad Digital Republicana (IDR) que puso en marcha el Consell per la República Catalana el pasado 6 de abril. En la presentación de esta Identidad Digital, sus promotores dijeron que el Consell per la República negociaría con entidades, empresas, ONGs, fundaciones y asociaciones para que utilizaran esta identificación y la integraran su funcionamiento cotidiano. El número de entidades que la utilizan, sin embargo, no ha superado nunca la veintena. El apartado del portal que las da a conocer lleva el título de Con quién sumamos. Más que sumar, la cifra ha ido disminuyendo con el tiempo. Algunas entidades que aparecían hace un tiempo ya no están. La última en darse de baja ha sido el Cercle Català de Negocis.

El Cercle Català de Negocis fue creado, en noviembre de 2008 por un grupo de empresarios liderados por Joan Canadell y Ramon Carner. Canadell fue secretario general hasta 2014. Carner ocupó la presidencia de este colectivo hasta que fue sustituido en 2013 por Albert Pont. Cuando Canadell fue elegido presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona ​​en 2019 fichó a Pont para su comité ejecutivo. Ambos han coincidido en sus ideas radicales en cuanto a la vía para conseguir la independencia de Catalunya. Canadell decidió integrarse en la candidatura de Barcelona de JxCat en las elecciones de 14 de febrero y ahora es diputado de la formación que lidera Carles Puigdemont. Pont, en cambio, se presentó como cabeza de lista del Front Nacional de Catalunya, partido que defiende posiciones xenófobas y supremacistas. Este partido consiguió menos de 5.000 votos en las elecciones y Pont no fue elegido.

El Cercle Català de Negocis se sitúa en la órbita de la Asamblea Nacional Catalana y su presidente ha llegado a acusar JxCat y ERC de traicionar la causa soberanista. El distanciamiento entre esta entidad y Carles Puigdemont y su Consell per la República Catalana casaba mal con las críticas de Pont a JxCat. No se sabe, por tanto, si el Cercle Català de Negocis ha dejado de «sumar» con la Identidad Digital Republicana por voluntad propia o porque lo han echado los propietarios del portal del Consejo.

La pretensión de los impulsores de la IDR era que un millón de catalanes la adquirieran, pero todavía no ha llegado a los 98.000 usuarios. Se comercializa a 6 euros en formato digital y 12 euros en formato de tarjeta física. Sí que si han «sumado», los medios de comunicación alineados con JxCat y el Consell: Vilaweb, El Nacional, elMón y La República. Joan Canadell no ha hecho como su excompañero Albert Pont y el logo con las cuatro barras y la estrella de su empresa -Petrolis Independents- continúa sumando en el portal de la Identidad Digital Republicana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides