El miedo a un posible castigo por parte del electorado a una repetición de elecciones ha provocado que finalmente ERC y JxCat hayan firmado un acuerdo de gobierno que garantiza la investidura del republicano Pere Aragonès y facilita la entrada de los exconvergentes en el próximo ejecutivo de la Generalitat de Cataluña. El mismo Aragonès ha afirmado que «la ciudadanía, y nosotros mismos, no aceptaríamos de ninguna de las maneras la posibilidad de una repetición electoral que pondría en riesgo esta mayoría que hemos logrado».

Pere Aragonès ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con el secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, en los jardines del Palau Robert de Barcelona. Los dos han escenificado el acuerdo logrado in extremis entre las dos formaciones independentistas mayoritarias para desencallar la investidura del nuevo presidente de la Generalitat y evitar una nueva convocatoria electoral al Parlamento de Cataluña. La posibilidad de volver a convocar elecciones ha estado presente hasta este último fin de semana, dado que ERC había anunciado que finalmente había decidido formar gobierno en solitario por falta de consenso con los exconvergentes.

En la rueda de prensa donde se ha presentado públicamente el acuerdo logrado entre republicanos y exconvergentes, Aragonès ha explicado que su nuevo ejecutivo tendrá catorce conselleries y que estarán dirigidas paritariamente por siete hombres y siete mujeres. El todavía vicepresidente de la Generalitat ha explicado que precisamente esta responsabilidad, la vicepresidencia del gobierno catalán, pasará ahora a manos de JxCat.

Jordi Sànchez, en su intervención, ha afirmado que el acuerdo no ha sido la victoria de nadie ni la derrota de nadie. Sànchez ha dicho que «en toda negociación, y más cuando acaba teniendo proyección pública, hay la tentación de unos u otros de saber: ui, este ha ganado, este ha perdido…, escuchad este acuerdo, como todos los acuerdos, representan la voluntad de buscar el común denominador». El dirigente de JxCat ha asegurado que este «no es un acuerdo que haga que uno u otro sea derrotado o salga victorioso, el acuerdo es la victoria del 52% del independentismo».

En cuanto al reparto de sillas del nuevo ejecutivo de Aragonès, de las catorce nuevas consejerías, se hará a partes iguales. Así, ERC tendrá siete departamentos y los otros siete estarán en manos de JxCat. Ahora había trece, de los cuales seis estaban en manos de los republicanos. TV3 ha avanzado que con el nuevo reparto, el Departamento de Interior, hasta ahora en manos de Junos, pasará a ERC, que asumirá esta responsabilidad por primera vez. Los republicanos también se harán cargo del Departamento de Cultura y conservarán el de Educación. ERC también dirigirá el Departamento de Feminismos e Igualdad, de nueva creación. Y mantendrá dos departamentos dentro de los cuales hay cambios: uno será Empresa y Trabajo, y el otro será Acción Climática, Agricultura y Alimentación.

JxCat asumirá los departamentos de Economía y Hacienda, Salud, Acción Exterior y Justicia, que hasta ahora estaban en manos de ERC. Se da la circunstancia que algunos departamentos, además, se fusionan o cambian de nombre. Así, el nuevo Departamento de Presidencia sumará las competencias de Relaciones Institucionales, Administración y Función Pública, y la Oficina para el plan piloto de la Renta Básica, resultando del pacto con la CUP. Junts también dirigirá el Departamento de Políticas digitales, Infraestructuras y Agenda Urbana, el Departamento de Investigación y Universidades, y el Departamento de Derechos sociales.

En cuanto a los nombres propios que pueden estar al nuevo ejecutivo de Pere Aragonès, también ha transcendido que todo a punto a que Elsa Artadi, de JxCat, será la nueva vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda. Laura Vilagrà, de ERC, podría ser la consejera de Presidencia. El consejero en funciones de Interior, Miquel Sàmper, podría asumir la cartera de Justicia. También podría continuar en el gobierno Damià Calvet, como consejero de Políticas digitales e Infraestructuras. En estas quinielas se apunta que el hasta ahora secretario de Salud Pública y director del Servicio Catalán de la Salud, Josep Maria Argimon, podría ser el nuevo consejero de Salud. Y que el exjefe de gabinete de Carles Puigdemont, Josep Rius, podría ser el nuevo consejero de Acción Exterior.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides