A VÍCTOR FONT LE FALLA OTRO TIRO CON JORDI CRUYFF

Lo presenta en su staff, con Xavi que ya le negó su vinculación, y el hijo de Cruyff también se desmarca

Víctor Font cruzó ayer, desesperado, la línea roja de la mentira, la manipulación y el descaro anunciando un staff técnico con la presencia de Xavi Hernández (y sus hermanos) como General Manager del FC Barcelona y de Jordi Cruyff al frente de la dirección deportiva.

Ambas afirmaciones o compromisos son un engaño y un embuste que ya dejó claro Xavi Hernández hace poco cuando, en forma de comunicado, se desvinculó del todo del entorno y de la precandidatura de Font, primero negando que tuviera ningún compromiso y segundo asegurando que sus planes de trabajo pasan por seguir en Qatar, mínimo, hasta el Mundial de 2022. Lo que dejó muy claro Xavi fue que se desmarcaba y, con educación y tacto, le pidió que no se refiriera a él como futurible dentro de sus acciones de propaganda y de difusión de campaña.

Fue un duro golpe para Font, personaje del barcelonismo recién llegado al entorno gracias sobre todo a sus enormes recursos económicos, su posición mediática como accionista del Diari Ara y el hecho de haber conseguido, en un principio, el apoyo del aparato y el lobby controlado por Jaume Roures y su colectivo de ‘cruyffistas’ como Guardiola y sus aliados en los medios públicos de la Generalitat y otras cabeceras y emisoras que desde hace años han destacado por su colaboracionismo y seguidismo ciego a esa causa.

Ahora, sin embargo, en ese eje que además maneja el independentismo y su obsesión por controlar la fuerza del Barça, el palco del Camp Nou y determinados activos del club, están ocultos a la espera de que Laporta gane las elecciones, se quite el disfraz y comience de verdad a hacer lo que ha venido a hacer, dedicarse a sus negocios, ganar dinero -tiene un plan- y acabar de exprimir el club otra vez como ya hizo perdiendo más de 100 millones en su mandato. Sus habilidades para vivir del Barça sin escrúpulos son necesarias. 

A la vista que se hunde electoralmente, Víctor Font y su irritante equipo de campaña liderado por Antoni Bassas, también muy amante de que sus negocios con TV3 le sigan funcionando millonariamente bien, jugó una última carta, aquella escondida en la manga propia de quien va a la partida dispuesto a hacer trampas sin el menor remordimiento.

No se le ocurrió otra cosa que, además de poner a un jugador eliminado como Xavi en su plan deportivo, hacerle formar tándem con Jordi Cruyff, actualmente con contrato en un club chino como entrenador. Aunque estaba advertido por el propio Jordi, Font lo insertó en la presentación como director deportivo. A las pocas horas, de nuevo, el propio protagonista, Jordi Cruyff, emitió un comunicado en el que aclaraba su nula vinculación ni acuerdo con Font. Es decir, Font volvió a quedar como un trilero de poca monta. Fuentes próximas al hijo de Cruyff añaden que no dispone tampoco de una cláusula de escape del club chino con el que está comprometido y desea seguir trabajando.

La treta no le ha salido bien, todo lo contrario, se ha quedado huérfano de padre y madre en el sentido futbolístico. De forma tan drástica que mientras exhibe a Xavi y Jordi Cruyff asegura que Ronald Koeman debe estar muchos años en el club porque no tiene mucho más. Eso luego de decir rotundamente que Koeman era un parche y que lo destituiría aunque ganase el Triplete.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides