Pucherazo en Sant Cugat con el contrato de la publicidad municipal

El Ayuntamiento hace un concurso a medida para el empresario Ramon Grau
La alcaldesa Carmela Fortuny ha indignado toda la oposición por la manera tan burda que tiene de actuar.
La alcaldesa Carmela Fortuny ha indignado toda la oposición por la manera tan burda que tiene de actuar.

Aunque se cambie el nombre para disimular, la vieja Convergencia corrupta y mafiosa continúa, desgraciadamente, tan activa como siempre. El Ayuntamiento de Sant Cugat, uno de los reductos municipales más sólidos que tiene Convergencia (o cómo se diga), ha dado muestra una vez más, esta vez haciendo un concurso a medida para favorecer los intereses del empresario Ramon Grau, editor –entre otros medios– del semanario Tot Sant Cugat y del diario elmon.cat.

El portal de contratación pública de la Generalitat publicó, el pasado 4 de febrero, la licitación de un contrato para "la información, comunicación, difusión pública de anuncios oficiales y edictos y puesta en valor de servicios, acciones y actividades llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Sant Cugat que puedan tener interés para la ciudadanía o que tengan que ser informadas". Este contrato tiene una duración de dos años y una compensación económica de 541.878,73 euros (sin IVA) y es prorrogable por dos años más. El plazo para la presentación de ofertas acabó el pasado 1 de marzo.

El escándalo viene en la letra pequeña de los condicionantes que pone el Ayuntamiento, que preside la alcaldesa Carmela Fortuny, para poder concurrir a esta licitación. Según consta en el anuncio oficial, son requisitos sine qua non que las empresas mediáticas que opten deban tener una publicación local de periodicidad semanal, que sea gratuita, con una querencia mínima de 16.000 ejemplares, que tenga un formato DIN A5 y disponga, además, de una edición online.

En Sant Cugat sólo hay una publicación que se ajuste, punto por punto, a todos estos condicionantes tan precisos: Tot Sant Cugat, la revista que edita el empresario Ramon Grau, estrechamente vinculado a Convergencia (o cómo se diga) y a la alcaldesa Carmela Fortuny.

La oposición municipal ha puesto el grito al cielo ante este impresentable pucherazo, que sirve para regalar 541.878,73 euros al editor Ramon Grau en vigilias de las elecciones municipales, y la manera tan grosera de perpetrarla. En un comunicado, el PSC exige que se pare esta licitación y se haga un nuevo concurso abierto, limpio, sin trampas y transparente.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides