La puñalada de Puigdemont

JuntsxCat y el PDECat han protagonizado la guerra fratricida más fuerte de los últimos meses. Comparten espacio, objetivo e ideología. Pero el personalismo de Carles Puigdemont y los recelos del PDECat a perder el control de la estrategia han hecho que acaben a bofetadas. Al final, las tesis y los candidatos de Puigdemont se han acabado imponiendo por encima de los del PDECat. Pero más allá de esto –y de autoproclamar-se candidato a las elecciones europeas por celos de Oriol Junqueras– Puigdemont acabó presionando el PDECat con la amenaza de una gran puñalada: desgarrar el carné del partido y reventar la alianza. Fueron diversas las veces que lo puso sobre la mesa. Y funcionó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides