Los ministros Jordi Alcobé y Gilbert Saboya, en el Andorraleaks

Colaboraron activamente en la trama lobbista montada por Meritxell Mateu
Jordi Alcobé
Jordi Alcobé

Dos ministros del gobierno del Coprincipado de Andorra, Jordi Alcobé –titular de la cartera de Administración Pública, Transportes y Telecomunicaciones- y Gilbert Saboya –responsable del ministerio de Asuntos Exteriores- participaron y colaboraron en la trama lobbista montada por la ex-consejera general Meritxell Mateu para favorecer los intereses de la Banca Privada de Andorra (BPA) y de la multinacional alemana Allianz. Así lo demuestran los mails que publicamos en la parte inferior de esta noticia, y a los cuales ha tenido acceso EL TRIANGLE.

Los correos electrónicos datan del año 2012, cuando Meritxell Mateu –contratada «de palabra» por Joan Pau Miquel, ex-consejero delegado de la BPA, a cambio de una remuneración de 2.000 euros mensuales- movía los hilos para conseguir cambios y modificaciones en la normativa legislativa de la Seguridad Social andorrana. En su tarea lobbista encontró el apoyo entusiasta del ministro Jordi Alcobé, con quien mantenía entonces una relación sentimental, que encomendó al director de Economía, y actual director general de Tributos y Fronteras, Albert Hinojosa, la tarea de agilizar todos los trámites.

Además, el ministro Jordi Alcobé mantenía una estrecha relación profesional con el banco de los hermanos Higini y Ramon Cierco, del cual cobraba honorarios por la elaboración de estudios económicos y por la redacción de las memorias anuales de la entidad financiera. Desde el primer momento, como demuestran los mails, Jordi Alcobé trabajó activamente en favor del proyecto que promovían la BPA y Allianz, en beneficio de la ex-consejera general Meritxell Mateu, que dimitió el pasado día 4 al hacerse públicos los primeros correos del Andorraleaks.

Lo más inquietante de estos documentos es el conocimiento preciso que demuestra tener esta trama sobre los movimientos y las decisiones que piensan adoptar el jefe de gobierno, Toni Martí, y el ministro de Asuntos Exteriores, Gilbert Saboya. Los directivos de la multinacional Allianz intentaban obtener una carta de intenciones firmada por Toni Martí para poner en marcha el proyecto y sobre esta cuestión gira todo el intercambio de mails que publicamos.

El 13 de julio, Albert Hinojosa informa a Loïc Bertrand (el responsable del proyecto de Allianz) que el «gobierno está a punto de pronunciarse favorablemente». El 25 de julio, a las 15:47 horas, el ministro Jordi Alcobé escribe también a Loïc Bertrand para comunicarle que el jefe de gobierno, Toni Martí, le responderá la carta de intenciones para tirar adelante el proyecto. Entre otros destinatarios, una copia de este mail se envía al ministro de Asuntos Exteriores, Gilbert Saboya, que también colabora con la trama. Aquella misma noche, a las 21:03, Meritxell Mateu comunica a sus interlocutores que «el Gobierno ya ha respondido esta tarde al mail del Loik. El Jefe firmará la carta de intenciones». ¿Cómo lo sabía Meritxell Mateu? La deducción es elemental: se lo había dicho su novio ministro.

Pero esta trama lobbista topa con un problema: la oposición de la directora general de la Caixa Andorrana de la Seguridad Social (CASS), Quima Sol, al proyecto de la BPA y Allianz, que no ve claro. Esto retrasó la firma de la carta de intenciones. Después de las vacaciones de agosto, Meritxell Mateu vuelve a la carga y en un mail del 11 de septiembre atribuye el retraso a «demasiadas interferencias» y al viaje de bodas de Josep Maria Missé. Pero tiene información privilegiada: «El Jefe está fuera hasta el jueves, por lo que firmará la carta la próxima semana, después de hablar en el Gobierno». ¿Cómo lo sabía? ¿Quién se lo había dicho?

El ministro Gilbert Saboya era un colaborador entusiasta de la trama lobbista. Así lo demuestra el mail que escribe Meritxell Mateu el 19 de octubre. Uno de los obstáculos para que prosperara el proyecto de BPA-Allianz era la necesaria firma de la Convención Iberoamericana de Seguridad Social. Y la ex-consejera general sabe, «out of records«, que el ministro Gilbert Saboya lo hará durante la Cumbre Iberoamericana que se tenía que celebrar el mes de noviembre en Cádiz. Meritxell Mateu también conoce que «el ministerio de Asuntos Extranjeros andorrano ya ha empezado los trámites necesarios para que el ministro Saboya pueda firmar esta Convención el próximo mes como estaba previsto».

A pesar de todos los esfuerzos y gestiones de la trama coordinada por Meritxell Mateu, este proyecto no acabó prosperando debido a la oposición de la CASS. Eso sí, se embolsó 48.000 euros de la sociedad panameña Landstreet International Ltd. por el trabajo realizado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides