¡Hay que votar por Ada Colau!

Ya estamos en campaña para las elecciones del 24-M. En Catalunya, la incógnita decisiva es la «batalla de Barcelona».

En la capital, la partida se juega -con todo el respeto por los otros candidatos y candidatas- entre el actual alcalde, Xavier Trias, y la luchadora social Ada Colau. Para mí, no hay color: esta vez hay que votar y votaré a Ada Colau.

Barcelona necesita un cambio copernicano. De ser business friendly a ser people friendly. De ser un escaparate para el turismo a ser un hogar acogedor para todos los vecinos. De ser una ciudad tremendamente desigual y clasista a ser una ciudad igualitaria y solidaria.

Nunca como en estas elecciones municipales, la polarización ideológica y política entre los dos candidatos es tan clara. Xavier Trias representa el viejo sistema clientelar y sectario del pujolismo. Ada Colau es un rayo de esperanza para construir, juntos, la Barcelona del futuro: más justa, más honesta, más entremezclada, más humana.

A través de subvenciones y publicidad masiva, Xavier Trias ha comprado, desde el Ayuntamiento y con el dinero de todos, la práctica totalidad de los medios de comunicación de Barcelona. Y, por eso, la práctica totalidad de los medios de comunicación de Barcelona se dedicarán estos días a poner a caldo o a menospreciar a Ada Colau y a alabar las excelencias del actual alcalde, comparándolo con Pasqual Maragall (!).

Es uno de los casos de corrupción mediática a gran escala más escandalosos de Europa, como el que practica el consejero Francesc Homs desde el palacio de enfrente. Algún día tendremos, espero, todos los datos y la perspectiva para darnos cuenta del alcance monstruoso de esta manipulación sin precedentes de la cual somos víctimas todos los barceloneses.

Conozco a la gente de mi ciudad y sé que no se dejará engatusar por la propaganda disfrazada de información. Los barrios de Barcelona han sufrido duramente la crisis económica, propiciada por banqueros sin escrúpulos y por los políticos vendidos y corruptos.

Ada Colau es la respuesta a tanta angustia, represión y humillación. Ella ha dado la cara y ha estado al pie del cañón en la lucha contra los desahucios, uno de los dramas cotidianos más horripilantes de esta estafa especulativa. Es una persona sencilla, surgida de la base y representa socialmente a la inmensa mayoría de la gente que vivimos en Barcelona.

Vecinos de Sant Martí, Sant Andreu, Nou Barris, Horta-Guinardó, Gràcia, Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts, Sants-Montjuïc, Eixample y Ciutat Vella: ahora hay que votar a Ada Colau. Hay que reconocer en las urnas la gran tarea de esta mujer valiente que ha dedicado generosamente su tiempo a defendernos, a pie de calle, sin esperar nada a cambio.

Fuera Xavier Trias y su «corte» de pelotas y de estómagos agradecidos. Es el representante de los desalmados que se han dedicado a esquilmar la riqueza de la ciudad mientras la gente sencilla era víctima propiciatoria de este gran robo. Los barrios tienen que entrar en el Ayuntamiento por la puerta grande y Ada Colau tiene la llave.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario