Quejas contra la clínica del doctor Blasi

Extreballadors y familiares de pacientes hablan de "descontrol"
Títol de la imatge
Títol de la imatge

Ex trabajadores y familiares de pacientes ingresados en el Centre Integral de Serveis en Salut Mental Comunitària (CIS), situado en la calle Verntallat de Barcelona, y dirigido por el psiquiatra Ramon Blasi, exponen su malestar por supuestas deficiencias que se estarían produciendo en este centro situado en el corazón del barrio de Gracia. Instalaciones desfasadas, precios abusivos, supuesto «descontrol» asistencial que atribuyen al poco personal existente a pesar de que el centro reconoce tener sólo 40 plazas en su página web (25 plazas en plena estancia y 15 plazas para atención parcial de día) son algunas de las quejas.

El semanario EL TRIANGLE ya denunció en 1995, basándose en fuentes de ex trabajadores, que el centro del doctor Blasi, entonces con la denominación ARAPDIS, mantenía cerca de ochenta enfermos mentales en condiciones deficientes por lo que se referiere a la masificación y a la alimentación. También se hacían críticas por la medicación. A raíz de esas informaciones, el doctor Blasi presentó una querella contra EL TRIANGLE, que acabó con una absolución.

Un ex trabajador explica que hay falta de personal. En el mismo sentido, un familiar que prefiere mantenerse en el anonimato percibe «descontrol» por considerar que hay pocos profesionales para tantos pacientes. En el año 1995, la diputada socialista Rosa Barenys formuló una batería de preguntas parlamentarias sobre las quejas contra ARAPDIS, el centro del doctor Blasi. En la respuesta, el entonces consejero de Benestar Social, Antoni Comas, reconoció que se habían encontrado algunas «irregularidades», tal y como recogió EL TRIANGLE.

Ahora, dos décadas después, hay familias que consideran que el doctor Blasi no les dedica la atención que ellos creen merecer al tratarse de unos pacientes privados que aportan más de 3.000 euros mensuales. Además de dirigir el CIS de Gracia, el doctor Blasi también pasa consulta en la Clínica Sant Jordi (barrio de San Andreu), en el Institut de Patologia Mèdica Sant Josep (San Andreu), Médica Fraga (Fraga, Huesca), Policlínica Pirineos (Jaca, Huesca) y colabora con las Consultas Externas Prisma (Zaragoza), según la página web doctoralia.es.

El foro médico masquemedicos.com recoge el comentario de Concepción Campos, quien el 18 de marzo de 2014 afirmaba que «Se aprovecha de tu desesperación, te cobra 4.000 euros de fianza, que luego se queda, y 4.500 euros de mensualidad «. Después de quejarse de supuestas deficiencias en el personal y en la manera de tratar a los pacientes pide que se practique una inspección. Hay familiares que creen que se debe hacer.

Al centro de la calle Verntallat no puede acceder nadie que no sea familiar de un paciente o trabajador del centro. «Lo tienen muy bien organizado. Nunca un señor que venga de la calle a pedir información para ingresar a un familiar podrá visitar el centro. Es imposible», asegura una ex trabajadora del CIS que añade: «Te dan día y hora para hacer la visita. Así les da tiempo de preparar el centro y vaciar la primera planta de pacientes no deseados. Te enseñan sólo lo que ellos quieren que veas «.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides