Seat entregó 44.500 vehículos en enero en todo el mundo, lo que supone un incremento del 14,2% en comparación con el mismo mes del año anterior. Se trata del volumen de ventas más alto en un mes de enero registrado por la filial española de Volkswagen (VW), según ha informado la compañía en un comunicado. Su nueva marca Cupra ha contribuido al triplicar el volumen total de entregas y alcanzar las 1.800 unidades.


Con este resultado, la empresa con sede en Martorell (Baix Llobregat) inicia un nuevo ejercicio de crecimiento tras dejar el pasado año la mayor cifra de ventas en los 68 años de historia de la compañía, con 517.600 vehículos entregados, un 10,5% más que en el 2017.


"El fuerte incremento de las ventas en enero nos hace ser optimistas sobre el desarrollo de los resultados comerciales de Seat en 2019. Como 2018, este será un año de retos. Confiamos plenamente en los cuatro pilares de la marca (Ibiza, Arona, León y Ateca) y en la incorporación a la gama del nuevo Tarraco, que nos permitirá dar un impulso adicional a las cifras de ventas en 2019. La aportación de Cupra y, en particular, del Cupra Ateca también será clave para crecer este año", ha apuntado el vicepresidente Comercial de Seat y consejero delegado de Cupra, Wayne Griffiths.