Las cooperativas agrarias, especialmente las que se dedican al vino y cava, al aceite de oliva, la fruta de hueso o la planta viva, se encuentran actualmente en una situación económica bastante complicada a raíz de la crisis sanitaria por la Covid-19. Así se lo ha trasladado el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC), Ramon Sarroca, al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la reunión que ha mantenido este lunes el sector agroalimentario.

El presidente de la FCAC, Ramon Sarroca, ha reclamado al presidente catalán el "apoyo directo" al sector del vino y el cava, por la pérdida del canal de Horeca; al del aceite de oliva, por la caída de precios y los aranceles en los Estados Unidos, y el de la planta viva, por el cierre de puntos de comercialización. Asimismo, Sarroca ha recordado a Torra los incrementos de costes que tendrán que asumir las cooperativas para cumplir las medidas de protección, como es el caso de las cooperativas de fruta de hueso con el inicio de campaña.

Por otro lado, el presidente de la FCAC ha señalado durante el encuentro que "las cooperativas agrarias nos hemos reafirmado como un sector estratégico por el abastecimiento de alimentos" y ha solicitado que las cooperativas sean "prioritarias a la hora de destinar recursos para incentivar su papel en la generación de actividad económica y creación de puestos de trabajo". En este sentido, han pedido al gobierno catalán que contemple la colaboración de las cooperativas agrarias en la ejecución de proyectos de inversión de carácter público o privado que comporten planes de inversión para regenerar la actividad económica.