El Tribunal Supremo ha autorizado a Joaquim Forn a asistir a la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Barcelona, que tiene lugar los días 14 y 15 de junio, para que pueda tomar posesión del cargo de concejal y formalizar el trámite de la declaración de bienes.

Forn, eso sí, tendrá que volver a ingresar en prisión el día 15 y asistirá al pleno del Ayuntamiento rodeado de efectivos de los cuerpos policiales encargados por el tribunal no sólo de su seguridad, sino también de garantizar su regreso.

Por otro lado, el Supremo deslegitima expresamente en su resolución de este martes la presencia del alcaldable de JxCat en cualquier otro "foro", o "institución, pública o privada, distinto de la corporación municipal".