Agentes de la Policía Nacional han procedido, el pasado domingo, a la detención de tres personas en Badalona por su presunta participación en los delitos de captación y adoctrinamiento con finalidades terroristas. Durante el desarrollo de la operación se han practicado tres registros en los domicilios de los detenidos, donde los investigadores han intervenido numeroso material electrónico, terminales telefónicos y documentación, que están siendo analizados por los agentes.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Información de Barcelona coordinados por la Comisaría General de Información y bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número tres y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Después de ser puestos los tres detenidos a disposición judicial, la titular del juzgado ha decretado su ingreso a la prisión.

Reuniones clandestinas para reclutar a jóvenes
La operación policial empezó hace año y medio cuando los expertos en la lucha contra el terrorismo obtuvieron información que apuntaba al hecho que los detenidos estarían realizando labores de captación y adoctrinamiento de varias personas de su entorno, según se apunta en un comunicado del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

Los trabajos de investigación permitieron relacionar a los arrestados con la radicalización e inmersión en el ideario yihadista de un ciudadano de origen marroquí que se desplazó a Siria para integrarse en la organización terrorista DAESH (Estado Islámico), muriendo como combatiente poco tiempo después.

Así, habrían mantenido reuniones periódicas con un reducido grupo de personas a las cuales aleccionaban con mensajes sobre la instauración del Califato universal. Durante el proceso de adoctrinamiento, se les proporcionaba contenido radical en el cual se incitaba a la yihad.

En la actualidad, la llamada "Célula de Badalona" -formada por los 3 detenidos- había reclutado a varios jóvenes más, que estaban siendo sometidos a un proceso de radicalización en estado avanzado.

Desde el comienzo de la investigación los agentes comprobaron como los investigados adoptaban escrupulosas medidas de seguridad en la realización de sus reuniones clandestinas para evitar ser detectados por los servicios policiales. Así, los agentes habrían evidenciado maniobras de distracción en las entradas y salidas de los lugares donde se reunían, realizándose de manera escalonada y bajo la supervisión de algún miembro. Incluso se llegó a detectar a alguno de los asistentes controlando vehículos y personas en los alrededores de los domicilios.

La Policía Nacional intensifica la lucha contra el terrorismo yihadista
En últimos meses, y especialmente durante el estado de alarma por la pandemia de la covid-19, la Comisaría General de Información ha llevado a cabo una intensificación en la lucha antiterrorista llevando a cabo seis operaciones policiales y procediendo a la detención de 13 presuntos yihadistas.