Coincidiendo con la apertura del año judicial, la Fiscalía ha cuestionado la actuación de las autoridades penitenciarias catalanas y que si se condena los procesados por el 1-O cumplan la pena de prisión en Cataluña. Este lunes ha trascendido la memoria anual que la fiscal general del Estado, María José Segarra, entregó el pasado jueves al rey Felip VI.

La memoria, un documento de 1.500 páginas, asegura que las manifestaciones de las autoridades catalanas ponen en entredicho las condiciones necesarias para evaluar los presos si finalmente son condenados. La Fiscalía hace referencia al posicionamiento de políticos y autoridades penitenciarias que han criticado la prisión preventiva.

Por otro lado, el juicio del 'procés' ha centrado totalmente la apertura del año judicial. En su discurso, Segarra ha asegurado que la respuesta del sistema judicial al "desafío secesionista" catalán ha sido "serena, firme y rigurosa".

La fiscal también ha advertido que la sentencia del 'procés' tiene que ser acatada. "Todos tenemos la imperiosa obligación de acatar la sentencia que se dicte, sea qué sea el sentido de la misma", ha advertido.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha recordado que "nuestro estado no será democrático si no garantiza el respecto al derecho". En su discurso, también ha reclamado "respeto" a la decisión judicial, en referencia a la sentencia del 'procés' que previsiblemente se dará a conocer durante la primera quincena del mes de octubre.