La Generalitat se ha presentado como acusación particular contra los jóvenes de Parets del Vallès David y Àlvaro, encausados por las protestas de la sentencia del 1-O y que pasaron 17 días en prisión preventiva.

La fiscalía los acusa de haber lanzado piedras contra una furgoneta de los Mossos d'Esquadra durante los incidentes del 18 de octubre en Gràcia. No ha sido hasta ahora que el departamento de Interior se ha personado en la causa como acusación, pidiendo que paguen los 300 euros de la reparación de un retrovisor de una furgoneta de la Brimo. La Generalitat ya se personó contra Ibrahim y Charaf, implicados en los mismos hechos.

Al estar la causa todavía en fase de instrucción, no será hasta que empiece la fase de juicio que las diferentes partes personadas podrán formular sus escritos con las posibles acusaciones.