El Tribunal Supremo ha decidido mantener el 12 de febrero como la fecha de inicio del juicio a los dirigentes del proceso. La sala que los juzgará ha rechazado la petición de las defensas argumentando contra las alegaciones con las que se ha querido justificar la petición de más tiempo para preparar el juicio.

Los jueces, por ejemplo, han indicado que la prueba documental se practica durante el plenario y no antes, como esgrimían las defensas. En cuanto al vídeo del traslado, el Supremo responde que los hechos se trasladaron a las autoridades responsables y que el ministerio del Interior y la Guardia Civil han emprendido una investigación.

Asimismo, la resolución conocida este jueves defiende que no hay que levantar la condición de testigo protegido a un mosso de escuadra porque, de hecho, no la tiene. En cuanto a las declaraciones de la secretaria de Estado Irene Lozano, responsable de la campaña España Global, a quien se atribuye una vulneración del derecho a la presunción de inocencia, señala que pueden ser objeto de alegaciones durante el juicio.