El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha burlado de la crisis de Ciudadanos, en cuyo marco han renunciado figuras como Javier Nart y Toni Roldán. Durante la sesión parlamentaria de control a su gobierno, Torra ha respondido a la portavoz de Cs, Lorena Roldán, que "ve a saber quien más habrá saltado de Ciudadanos (...) esto va a un ritmo absolutamente diabólico".

"Más que «Vamos Ciudadanos», el tema ya es "Nos vamos de Ciudadanos»", ha bromeado con el lema de campaña de los naranjas, de forma que ha hecho reir no sólo a sus compañeros de bancada, sino también, entre otros, al líder de Cs en la cámara, Carlos Carrizosa.

Para "fugados", Torra ha señalado a los nombres que han roto con la línea política de Albert Rivera, a quien ha tratado de "fugitivo", usando las palabras del principal grupo de la oposición.

En respuesta al líder del PSC, Miquel Iceta, el presidente catalán ha asegurado que no saben "cuál es la propuesta" del gobierno español para Cataluña, y ha considerado "una indecencia monumental" y "una humillación más" que el traslado de los dirigentes independentistas presos se haya llevado a cabo durante "dos días".

Por otro lado, ha negado que el buscador de empresas afines al proceso creado por la ANC sea una lista negra, como ha denunciado Cs: "No hay ninguna campaña de boicot en marcha, ni una".