El arranque del debate de Tv3 ha estado marcado por la propuesta lanzada por la candidata de Junts per Catalunya, Laura Borràs, reclamando la formación de un solo grupo independentista en el Congreso que reúna tanto los diputados de JxCat como los de ERC y los de la CUP para "recoger el clamor de la calle" a favor de la unidad y "hacerlo efectivo". Pero la propuesta ha caído en saco agujereado; republicanos y cupaires han despreciado la oferta. A lo largo del debate los partidos independentistas se han mostrado divididos.

Inés Arrimadas y Cayetana Álvarez de Toledo han aprovechado los primeros instantes del debate para pedir de nuevo la dimisión del director de Tv3 y moderador del debate, Vicent Sanchis. Antes de entrar al programa, las candidatas de Ciutadans y del PP, respectivamente, han arrancado lazos amarillos que había en las instalaciones de la televisión pública catalana.

Socialistas y comunes, como ayer hicieron sus líderes en Madrid, se han culpado mutuamente de la repetición electoral.

Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC) -en sustitución de Meritxell Batet, de baja-, Jaume Asens (En común Podemos), Laura Borràs (JxCat), Inés Arrimadas (Ciutadans), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Ignacio Garriga (Vox) y Mireia Vehí (CUP), han sido los candidatos que han participado en el último debate televisivo antes de las elecciones del próximo domingo, 10 de noviembre. Un debate áspero, con constantes interrupciones y con pocas novedades.