Nuevo episodio público de desavenencias entre facciones políticamente enfrentadas de los Mossos d'Esquadra. El colectivo Guilleries, independentista, ha celebrado que Ángel Gómez, el presidente de Unió de Mossos per la Constitució (UMC), haya sido apartado del cuerpo y sancionado, lo que ha hecho saltar a la facción constitucionalista UMC.

"El mosso Ángel Gómez, simpatizante de Vox y presidente de la UMC, ha sido sancionado con 8 meses de pérdida de trabajo y sueldo, así como de destino. Nos congratulamos por esta medida y le invitamos a volver a la Guardia Civil, cuerpo que a buen seguro lo acogerá con los brazos abiertos", ha piado Guilleries.

Como respuesta, UMC ha escrito: "Queridas RATAS de laboratorio adoctrinadas:
Decidles a vuestros secuaces y amiguitos de la DAI (División de Asuntos Internos) farsantes, que el agente de carrera en los Mossos Angel Gómez, se reincorporará a la Guardia Civil cuando meta entre rejas a la organización criminal de las Guilleries e instructores de DAI".

La agrupación de Mossos constitucionalista, además, ha denunciado que Gómez haya sido sancionado pero no Albert Donaire, el coordinador de la sectorial de la ANC Mossos por la República, y ha comparado Cataluña con una dictadura. Donaire dijo que hay "cosas que nos llevan a pensar cada vez más que el Estado estaba detrás" de los atentados del 17 de agosto de 2017.

Choque por la operación Judas
El intercambio de tuits a raíz de la sanción de Gómez es la última manifestación del mal ambiente evidenciado en las redes y en comunicados respectivos durante los años del proceso.

Últimamente, a raíz de la operación Judas, en cuyo marco se detuvo y encarceló a siete miembros de CDR, Mossos por la República expresó su solidaridad con personas que, según este colectivo, fueron detenidas "de manera intimidatoria y vergonzosa". Además, atribuyó a los responsables del operativo un intento de criminalizar al independentismo.

El padre de Santos Santamaría, un mosso asesinado por ETA, lamentó este comunicado: "Me duele en el alma ver a chicos con el mismo uniforme que mi hijo apoyara estos individuos. Es muy triste, mucho. Estos no son Mossos, son... otra cosa". El UMC expresó su apoyo al padre del agente asesinado.