La Plataforma de Afectados por la Renta Garantizada del Gironès (PARG), que se creó el pasado día 1 de abril en Figueres, ha dirigido una carta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la que le recrimina que "tan sólo una mínima parte de familias han accedido a esta prestación". La razón de la creación de esta Plataforma es "la desesperación que comporta a miles de ciudadanos de Catalunya no percibir ningún ingreso económico y encontrarse en la miseria más absoluta, que no les permite vivir con dignidad".

"Es terrible que en un país como Catalunya, miles de familias estemos en una situación tal de precariedad, que no podamos tener ni luz ni gas para ducharnos, cocinar y calentarnos. Tampoco podemos alimentarnos adecuadamente y esto es desolador, sobre todo, pensando en nuestros niños y abuelos. Así mismo, al no poder pagar el coste de la vivienda, muchos de los ciudadanos nos encontramos desahuciados y lanzados a la calle, con la deplorable situación que comporta convertirse en un sin techo", se lee en la carta, que recuerda al presidente de la Generalitat que la Ley de la Renta Garantizada fue aprobada el 15 de septiembre de 2017 después de que llegara al Parlament con el aval de las 121.191 personas que firmaron la iniciativa legislativa popular que la promovía.

La PARG acusa el gobierno de la Generalitat de no poner en marcha la Ley tal y cómo se había comprometido y le dice a Quim Torra que "usted, como responsable máximo del pueblo catalán, no puede aceptar que sus ciudadanos estemos sometidos a la degradación que supone la pobreza absoluta" y que "muchos estamos sin cobrar nada, y esto va en contra de todos los derechos humanos. No se puede hablar de una democracia cuando hay políticos que cobran cantidades de 6.000 a 8.000 euros mensuales y otros que no percibimos ningún salario con todos los agravios mentales y físicos que comporta la miseria que puede derivar hasta la muerte por suicidio o por enfermedad".

También supone que Torra estará de acuerdo con que "no se puede amar a un país si no se procura el bienestar de su gente" y que "usted gobierna no solamente por una clase adinerada de Catalunya sino para toda la ciudadanía que vivimos en ella". Finalmente, le pide que "ponga fin a esta situación inaceptable e insoportable para mucha gente de Catalunya, y que como máximo dirigente del gobierno ordene poner inmediatamente en marcha esta ley".