Illa se abre a pactar con todas las fuerzas después del 12-M, desde independentistas hasta el PP, y solo veta a la ultraderecha

Considera una falta de respeto a la ciudadanía concretar acuerdos postelectorales antes de las elecciones

Salvador Illa davant d'una carpa del PSC a Badalona (Albert Segura, ACN)
Salvador Illa davant d'una carpa del PSC a Badalona (Albert Segura, ACN).

El primer secretario del PSC y candidato para el 12-M, Salvador Illa, se abre a pactar con todas las fuerzas representadas en el Parlament saliente de las elecciones excepto con la ultraderecha. En declaraciones a los medios en Badalona, Illa ha recordado que su formación tiene pactos en todo el territorio con «ERC, Junts, PP y muchas otras formaciones», siempre dejando de lado aquellos que tienen discurso de odio, concretamente Vox y Aliança Catalana. No obstante, considera una falta de respeto adelantar cualquier acuerdo postelectoral antes de que la ciudadanía pase por las urnas y defiende que los socialistas opten por dar «un salto adelante» después de diez años de gobiernos independentistas, desde Artur Mas hasta Pere Aragonès, que han dejado, considera, a Cataluña «a la cola».

Illa ha visitado Badalona para participar en una carrera solidaria de los Mossos para recaudar fondos para la investigación del SPG52, una enfermedad rara, junto con la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon. Al terminar, se ha desplazado al paseo Marítimo para encontrarse con militantes que informan a la ciudadanía sobre sus propuestas para el 12-M, unos planteamientos que buscan, ha dicho Illa, que Cataluña avance.

«Ya conocéis los resultados que nos han dado los gobiernos de Mas, Puigdemont, Torra y Aragonès, nos han situado a la cola en los últimos 10 años, y nosotros hacemos una apuesta por dar un salto adelante», ha dicho Illa. En referencia a las palabras de Puigdemont en una entrevista publicada en El Nacional, en la que amenaza con retirar el apoyo a Pedro Sánchez «si Illa hace un Collboni» después del 12-M, el candidato socialista ha destacado que después de las elecciones está abierto a hablar con todos, a excepción de las fuerzas que adoptan un discurso de odio, «Vox y Orriols».

«No me gusta poner vetos, prefiero hablar de acuerdos, porque conviene, la sociedad es plural y diversa, y eso lo veo como una fuente de enriquecimiento», ha añadido. Esta buena relación de los socialistas, ha destacado, se ve en todo el país, donde el PSC se ha entendido con fuerzas de todos los colores, también los de Carles Puigdemont. «Hemos llegado a acuerdos con ERC, Junts, PP y otras fuerzas», ha puntualizado. Por otro lado, considera que es una «falta de respeto» a la ciudadanía hablar de pactos postelectorales antes de las elecciones del 12 de mayo.

(Visited 23 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario