Más de 2.000 tractores llegan a Barcelona en una movilización histórica de la payesía

Los representantes de los payeses se reunirán esta tarde con el presidente catalán, Pere Aragonès

Tractores entrando a Barcelona por la Meridiana (ACN)

Miles de payeses con más de 2.000 de tractores, según las cifras de Unió de Pagesos, ya están en Barcelona para protestar contra la burocracia, los elevados costes de producción o la competencia desleal de otros países. Las marchas lentas que esta mañana han salido de varios puntos de toda Cataluña han empezado a llegar a la capital catalana hacia las dos del mediodía; por la avenida Meridiana han llegado las columnas que han salido de Girona y la Cataluña Central, y por la Diagonal las de Tarragona y Lleida.

Los tractores procedentes de las Tierras del Ebro, el Camp de Tarragona, de Lleida y de la zona de Vilafranca estacionarán sus vehículos en la avenida Diagonal, mientras que los procedentes de Girona y la Cataluña Central lo harán ante la sede del Departamento de Acción Climática, en la Gran Vía, después de cruzar la ciudad por la calle Aragón y el paseo de Gracia. Los payeses tienen previsto ir a la sede de la Comisión Europea, a la delegación del gobierno español y finalmente a la sede del gobierno catalán para reunirse con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Algunos también podrían ir al Parlament, donde este miércoles hay pleno.

Aragonés ya ha anunciado que se reunirá con los payeses junto con el consejero de Acción Climática, David Mascort, ambos con la voluntad de mostrar al sector agrario el apoyo de la Generalitat. El encuentro será hacia primera hora de la tarde y los representantes de los payeses tienen previsto dar a Aragonès un manifiesto con sus reivindicaciones y las firmas que han recogido. Después de la reunión, volverán a pie hasta los tractores, donde volverán a casa por las mismas vías por las que habrán llegado este mediodía.

Reivindicaciones de los agricultores

Los costes de producción desmesurados y los graves efectos de la sequía son las principales reivindicaciones, pero una de las gotas que ha colmado el vaso ha sido la obligatoriedad de presentar un cuaderno de campo digital, una exigencia de la Unión Europea sobre la cual el sector considera que el gobierno español ha «centrifugado» el coste de esta digitalización a los productores. En este documento tienen que quedar unificados los registros existentes de información agraria y es indispensable para acceder a las ayudas europeas.

Otras reclamaciones del colectivo son poner fin a los abusos que sufren los pequeños productores obligados a vender por debajo de precio de coste, unos planos estratégicos de la Política Agraria Común (PAC) adaptados a la realidad mediterránea, soluciones para los daños de fauna y acabar con la competencia desleal de productos importados de fuera de la Unión Europea.

(Visited 171 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario