Laporta aprovecha la polémica del VAR a favor del Real Madrid para reaparecer

Aunque siempre había criticado las quejas arbitrajes de Rosell y de Bartomeu, ahora no ha dudado en usar ese victimismo de pantalla para justificar la crisis del equipo de Xavi y la posible pérdida del título

Joan Laporta, parlant amb els jugadors del primer equip masculí del FC Barcelona

Joan Laporta ha aprovechado el triunfo en el campo del Betis el pasado domingo para aferrarse al victimismo de las ayudas arbitrales al Real Madrid como una forma preventiva de justificar que el Barça no pueda ganar la Liga esta temporada. En el pasado, sin embargo, cuando Sandro Rosell o Josep Maria Bartomeu habían reaccionado con un mínimo de dignidad ante los atropellos arbitrales del Real Madrid o denunciado el perjuicio manifiesto, reiterado y sospechoso de esos mimos arbitrajes contra el Barça, el propio Laporta y su ruidoso entorno los habían atacado por excusarse en esas incidencias para esconder una mala gestión deportiva y tratar de justificar una mala temporada.

En ningún caso, ni siquiera cuando un fuera de juego inexistente le arrebató una Liga al Barça frente al Atlético de Madrid en el Camp Nou, una jugada que en manos del VAR le habría dado el título al equipo de Tata Martino y a la junta de Sandro Rosell, Laporta y los suyos saltaron al ruedo mediático para sumarse a la lógica indignación por lo que fue una injusticia de tanto calibre. Al contrario, las cuentas de Twitter de quienes hoy desempeñan cargos directivos en el Barça se han visto obligados a borrar o a avergonzarse de lo que dejaron escrito aquellos días contra la ineptitud de la junta de Rosell por el fracaso deportivo. La misma prensa laportista rubricó con un tono crítico implacable esa misma idea y sensación de que, en el fondo, de haberse dado por bueno aquel gol legal de Messi, el Barça tampoco habría merecido ganar la Liga, como si el error arbitral hubiera aplicado justicia a los pocos méritos del Barça para ser campeón.

Quienes así actuaron, el bando laportista, negativamente y aprovechando esa circunstancia -la de un gol anulado- para atacar con acidez y crueldad la gestión de la junta, son los mismos que, en cambio, festejaron y celebraron las tres Ligas conquistadas en el último partido con Johan Cruyff en el banquillo, la última gracias a un penalti fallado por un jugador del Deportivo a poco del final y dos anteriores con derrotas del Real Madrid en Tenerife no exentas de quejas arbitrales desde el Bernabéu.

A nadie se le habría ocurrido, básicamente porque ese entorno de oposición a Núñez era cruyffista en el más amplio y fanático sentido del término, criticar al entrenador por no ser capaz, pese a disponer de un equipo como el Dream Team, superior en calidad, talento y juego al resto, de llegar al final del campeonato con una ventaja suficiente y holgada. En todo caso, no hace falta casi ni decirlo, la responsabilidad y la culpa habría recaído en la presidencia y no en el banquillo.

Como era de esperar, la prensa le ha dado ahora amplitud, eco, bombo y platillo favorables a las declaraciones del mismo presidente que se ha lanzado a la yugular de los árbitros y al que no hace ni una semana criticaban y acusaban de cobarde y de esconderse en la crisis de juego del equipo de Xavi.

Laporta, en efecto, no ha salido de la cueva hasta no haber encontrado la forma mediática de reaparecer oportunamente como un héroe en la defensa de los intereses del Barça, denunciando las actuaciones partidistas del VAR y dejando claro que con esta dinámica a favor del Madrid será muy difícil ganar la Liga.

Para empezar, el otro gran perjudicado de esta situación es el Girona, que podría haber aumentado su distancia respecto a los blancos en caso de un tropiezo del equipo de Florentino Pérez el domingo ante el Almería. Ni su presidente ni nadie del club ha salido a denunciar, en cambio, los mismos hechos que, siendo evidentes y corregibles, a Laporta le han servido para transformar el decorado azulgrana. El relato sugiere que si los de Xavi no están hoy más cerca del liderato, ya no es porque realmente el equipo ha perdido la solidez del año pasado ni por las derrotas ante el Madrid o el propio Girona, sino porque los arbitrajes siempre juegan a favor de Florentino. «El VAR está secuestrado, como maltratado a base de unas presiones que está efectuando nuestro rival de forma continua y constante, que ya no es puntual, sino que desde ya hace tiempo se están realizando», ha manifestó, aunque luego, sobre sus quejas a la Federación, reducidas a una llamada a su presidente, Pedro Rocha, Laporta se ha sentido, en cambio, suficientemente atendido.

«Me ha dicho que lo pasado, pasado está y que piensan tomar cartas en el asunto. También me ha dicho que los árbitros no se sienten presionados, me ha querido tranquilizar en este sentido. Tengo un respeto absoluto por el colectivo arbitral. Lo he dicho y lo digo sin fisuras. Pero también estamos viendo unas situaciones que nos están preocupando mucho y que, de seguir así, será muy difícil que consigamos los objetivos. Además, sobre todo me preocupa la moral de nuestros jugadores, porque al acabar el partido del Benito Villamarín, donde hicimos un buen juego y estamos orgullosos de cómo fue porque se marcaron goles, vi a los jugadores preocupados por lo del Bernabéu», ha añadido.

O sea, una de cal y otra de arena. Por un lado, el repaso al VAR para conformar a la afición azulgrana; y por otro, un agradecimiento en voz alta a la RFEF no vaya a ser que lo sancionen -como tocaría, según el reglamento- o que el estamento arbitral se enfurezca más de la cuenta. Un solo de violín laportista aprovechando el viento tras el 2-4 del domingo y la calentura mediática del arbitraje en el Madrid-Almería.

A base de callarse cuando la prensa le exigía dar la cara y de aprovechar la movida arbitral para darle otro enfoque muy distinto a la mediocre clasificación, Laporta habrá dejado atrás la primera gran crisis del equipo de Xavi en la Liga, con la suerte añadida de un gol clave del intermitente Joao Félix, que, sí o sí, acabará siendo jugador en propiedad del FC Barcelona, que es la verdadera prioridad de Laporta ahora mismo.

(Visited 59 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario