Salud prevé unas 10.000 visitas a urgencias este martes por la epidemia de virus respiratorios

Balcells dice que el sistema no está "colapsado" pero recomienda vacunarse y ponerse la mascarilla a los más vulnerables

El consejero catalán de Salud, Manel Balcells, ha explicado este lunes que para este martes se esperan unas 10.000 visitas a las urgencias de los hospitales y centros de atención primaria debido al pico de la epidemia de virus respiratorios como la gripe, la covid y el rinovirus. En una entrevista en TV-3, Balcells ha recordado que el «techo» de visitas a urgencias en otras ocasiones ha sido de 11.000 diarias, y ha asegurado que Cataluña no tiene ningún centro «colapsado», como sí tienen otros autonomías.

Manel Balcells también ha explicado que la obligación de la mascarilla en los centros sanitarios no se prevé ampliar de momento a otros espacios, pero la ha recomendado para las personas con síntomas o vulnerables en espacios como el transporte público.

Las urgencias en los hospitales han crecido en los últimos días un 23% y en los centros de atención primaria un 30%. Donde más presión asistencial existe es donde no hay centro de urgencias de atención primaria (CUAP) cerca, como ocurre en Terrassa (Barcelona), donde ya se está tramitando un centro de este tipo. Así, asegura que el 60% de quienes acuden al hospital estos días por virus respiratorios son de grado leve y podrían ser atendidos en la Primaria.

Admitió que ha habido esperas largas en algunos centros, sobre todo para las personas con síntomas leves, pero la situación está «estabilizada» en los hospitales. Sin embargo, cree que el fin de las vacaciones de los sanitarios y de las reuniones familiares donde se pueden transmitir muchos virus, hará que no se lleguen a colapsar los equipamientos sanitarios. Por eso, no cree que se lleguen a los 400 casos por cada 100.000 habitantes como se llegó antes de la pandemia, y ahora rondan los 150 casos.

También ha dicho que la huelga indefinida de las enfermeras en Cataluña no ha tenido demasiado impacto en la atención, ya que el seguimiento no ha sido muy alto y los servicios mínimos han cubierto las necesidades básicas. En este sentido, reiteró que la petición principal del sindicato Infermeres de Catalunya para desconvocar la huelga debe tratarse con el Estado, que es quien puede cambiar la cualificación profesional de estos sanitarios.

Balcells ha dicho que el aumento de la calificación profesional debe venir acompañado de un incremento de la aportación económica del Estado a las autonomías. Por eso, Balcells reclama más recursos del Estado y competencias en la especialización de los profesionales y la compra y precio de los fármacos, sobre todo los más innovadores y caros.

El conseller ha dicho que el pico de casos de virus respiratorios seguramente será a finales de esta semana o la próxima, con alguna posible «réplica» posterior. Por ello, ha justificado la obligación de llevar mascarilla en los centros sanitarios, para proteger a los profesionales y las personas vulnerables. También pidió «sentido común» a la población para quedarse en casa o no verse con personas vulnerables si tiene síntomas importantes.

Sobre el bajo nivel de vacunación de la población, ha dicho que la gente ya no ve tan peligrosos a los virus, después de la pandemia de covid, pero ha dicho que «todavía vale la pena vacunarse», sobre todo a las personas vulnerables o mayores de 60 años. De hecho, ha dicho que dos tercios de los que ingresan estos días en los hospitales por virus respiratorios, no están vacunados. En este sentido, no descartó que se pueda vacunar sin cita previa, como ya hacen algunas comunidades, y anunció que se hará más difusión.

Respecto a otras cuestiones, sobre todas las reclamaciones al gobierno del Estado, ha dicho que Cataluña quiere un «trato bilateral» con el gobierno español. Por ello, calificó de «mensaje político» el hecho de que en la reunión de este lunes con el Ministerio de Sanidad y el resto de autonomías no vaya él como conseller, sino la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas. La máxima representación institucional la reservan para el próximo 2 de febrero, en una reunión del conseller con la ministra de Sanidad, Mónica García.

Por otra parte, ha explicado que la modificación de la ley del tabaco para prohibir fumar en las terrazas podría entrar en el Parlamento de Cataluña durante este primer trimestre, y espera contar con el consenso de los gremios de restauración, que, a su juicio, ya se han recuperado de los efectos de la pandemia.

Por último, ha apoyado la campaña de prevención de riesgos en la drogadicción promovida por la Federación de Casales de Jóvenes de Cataluña, con la llamada T-Drogues. Balcells ha recordado que es una campaña iniciada hace dos años y ha dado sus frutos positivos.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario