Comienza la segunda fumigación contra la mosca negra en el Segre y el Cinca

La Paeria de Lleida ha pedido a la Generalitat adelantar el tratamiento por las picaduras en el recinto de las Firetes

Un tècnic fumiga amb un tractament
Un tècnic fumiga amb un tractament contra la mosca negra (ACN)

Técnicos del Consorcio de Políticas Ambientales de las Tierras del Ebro (COPATE) de la Generalitat han comenzado este miércoles la segunda de las seis fumigaciones previstas este año para combatir la mosca negra en el tramo catalán del río Cinca y el Segre desde Aiguabarreig a la Granja d’Escarp hasta las compuertas del parque de la Mitjana de Lleida. Los trabajos se han adelantado dos semanas por la petición de la Paeria de Lleida al gobierno catalán, después de que el consistorio haya recibido quejas por picaduras de mosquito y mosca negra en el recinto de las Firetes.

Durante esta primera jornada los técnicos actúan con medios terrestres a lo largo de dos kilómetros de río que pasan por dentro de la ciudad, mientras que el jueves se fumigarán los 25 kilómetros restantes en helicóptero. Montse Masià, técnica de COPATE, ha afirmado que en el tramo de río que pasa por la ciudad «es normal que haya más larvas», pero que, sin embargo, la cantidad de larvas de mosca negra que han encontrado es la «que se espera que haya» por la época del año.

El tratamiento contra la mosca negra consiste en una serie de vertidos en varios puntos del río de un insecticida larvicida biológico muy específico y selectivo para este tipo de insectos, a fin de eliminar la posibilidad de que las larvas se desarrollen. Durante los trabajos se actúa en una treintena de puntos de vertido en los que se distribuyen un millar de litros del insecticida en cada una de las fumigaciones previstas.

La erradicación total de la mosca negra es prácticamente imposible, aunque el tratamiento puede llegar a eliminar hasta un 95% el número de larvas del río, en función también de otros factores como son las condiciones meteorológicas, el caudal del río , la mayor o menor presencia de algas y la temperatura del agua. El objetivo de las fumigaciones es mantener la afectación de la plaga en unos niveles tolerables y reducir significativamente las molestias para la población.

(Visited 40 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario