El clan Pinart del Port de la Selva se parte entre Puigdemont y Aliança Catalana

Esta familia domina con prácticas caciquiles la vida de esta localidad turística del Empordà

En el Port de la Selva (Alt Empordà) no se mueve una hoja de un árbol sin el conocimiento ni la autorización del poderoso clan Pinart, que controla de manera exhaustiva la vida política, económica y social de esta localidad turística, que tiene una población censada de poco más de 1.000 habitantes. Procedente de Argentona (Maresme), Genís Pinart Fernández se instaló en esta bonita localidad ampurdanesa, a los pies de Sant Pere de Rodes, y fue alcalde por CiU entre los años 1994-2011. Aquí instauró y afianzó un poder caciquil que perdura hasta el día de hoy, a pesar de que el patriarca está formalmente retirado de la primera línea política y empresarial. Dos de sus hijos, Roger y Genís, y uno de sus sobrinos, Josep Maria Cervera, son ahora los máximos exponentes públicos del clan.

Josep Maria Cervera sucedió al patriarca en la alcaldía del Port de la Selva (2011-2024), hasta que ha dejado el cargo el pasado mes de enero para concentrarse en su tarea de diputado de Junts x Catalunya (JxCat) en Madrid. En la anterior legislatura ya fue senador y también ha sido presidente del lobby Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), una entidad que había presidido Carles Puigdemont antes de ser designado presidente de la Generalitat.

Por su parte, Roger Pinart continúa en el Ayuntamiento del Port de la Selva, representando los intereses de la familia. Ahora ocupa la segunda tenencia de alcaldía por JxCat, con responsabilidad sobre las áreas de Hacienda, Seguridad, Salud, Mercado Municipal y Playas.

El clan Pinart ha funcionado siempre como una piña, pero en estas elecciones del 12-M se ha partido. En efecto, Genís Pinart Cairó, hijo del patriarca, ha roto la disciplina política de la familia–siempre alineada con la ortodoxia pujolista y ahora con JxCat– y se ha pasado a la Aliança Catalana que lidera la alcaldesa de Ripoll, Sílvia Orriols. Concretamente, Genís Pinart Cairó figura en el número 7 de la candidatura de este partido independentista, de ultraderecha e islamófobo, por la demarcación de Girona, una lista que encabeza su fundadora, Sílvia Orriols.

Negocios de construcción, de alquileres, de vinos…

El Port de la Selva, una localidad marinera que pusieron de moda literatos como JV Foix y Josep Maria de Sagarra, vive fundamentalmente del turismo y de los negocios que genera (construcción, alquiler de apartamentos, hostelería, restauración, ocio…). Y en todos estos sectores de la actividad económica está presente el clan Pinart, ahora a través de los hermanos Roger y Genís Pinart y otros parientes.

A pesar de sus diferencias políticas, los dos hermanos comparten una comunidad de bienes (CB) y forman parte de la empresa Armen Rhodas SL, dedicada a la promoción inmobiliaria y al alquiler de apartamentos. Por su parte, Roger Pinart es socio único y administrador de la empresa constructora Construccions Rec de Canet SL. También tiene una compañía dedicada a la producción de vinos, con una viña en el cabo de Creus, que ha bautizado con el nombre de Diguem No. Sus negocios relacionados con la hostelería y la explotación de bares los gestiona a través de la empresa Peixos Pacífics 2017 SL.

Siguiendo los pasos del patriarca Genís Pinart Fernández, numerosos miembros de esta familia del Maresme (hermanos, primos, sobrinos…) se han instalado en el Port de la Selva, donde han creado todo tipo de negocios: Gaietà Pinart (Construccions Forellons SL y Corpi Obres i Construccions SL); Enric Pinart (Obres i Estructuras Cap de Creus SC); Meritxell Pinart (Auditoría y Control Auditores SLP); Dani Pinart (Serveis Globals Martiu SL, New Ui BCN SL), etc.

Amenazas y coacciones

Por vínculos familiares de su mujer, el abogado y ex-secretario general de Convergència Miquel Roca Junyent es, desde hace años, toda una institución del Port de la Selva, donde tiene una magnífica mansión con un enorme jardín en medio del pueblo. Su correligionario Jaume Camps, implicado en el caso Palau, también tenía un chalé en este municipio ampurdanés.

Los Pinart han podido crecer bajo la sombra protectora del todopoderoso Miquel Roca, que ha propiciado y tolerado sus actitudes caciquiles y, a veces, mafiosas y violentas. Genís Pinart Fernández fue condenado en 2003 por los delitos de injurias y de amenazas graves contra un empresario. Su hijo Genís ha sido denunciado por agresiones y el hermano Roger es lamentablemente conocido por los mensajes de odio que difunde a través de X (Twitter) contra políticos que no son de JxCat, con especial inquina contra los de ERC.

Para más inri, Roger Pinart es el máximo responsable de la policía municipal del Port de la Selva y, junto con sus hermanos Genís –el sheriff– y Marc, son los promotores y dinamizadores de la Asociación de Voluntarios de Protección Civil, una “policía paralela” que se encarga de controlar el territorio de los alrededores y que está equipada con modernos vehículos y aparatos.

(Visited 458 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario