El Parlament argumenta a la JEC que retirar el escaño a Borràs antes de sentencia firme es «innecesario y desproporcionado»

Los letrados subrayan que las incompatibilidades sobrevenidas no son competencia de la administración electoral

El Parlamento de Cataluña ha argumentado a la Junta Electoral Central (JEC) que retirar el escaño a la presidenta del Parlament suspendida, Laura Borràs, antes de que haya una sentencia firme del Tribunal Supremo sería «innecesario y desproporcionado». A las alegaciones enviadas a la JEC, después de que la administración electoral les diera 10 días para hacerlo, los letrados recuerdan que Borràs ya tiene los derechos y deberes parlamentarios suspendidos desde el 28 de julio de 2022, de forma que creen que «de momento no corresponde adoptar ninguna decisión», a la espera de un pronunciamiento en firme del Supremo. En el escrito, de 23 páginas, el Parlament también indica que la JEC no es competente en situaciones de incompatibilidad sobrevenida, sino que esto depende de las cámaras legislativas.

Condena del TSJC y notificación de la JEC
El 30 de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó a Borràs a 4 años y medio de prisión y 13 de inhabilitación por el fraccionamiento de 18 contratos a favor de un conocido suyo cuando presidía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) de 2013 a 2017. Concretamente, Borràs fue condenada a nueve años de inhabilitación como autora de un delito de prevaricación administrativa; y a cuatro años y medio de prisión y cuatro años de inhabilitación, además de una multa de 36.080 euros, como autora de un delito continuado de falsedad en documento oficial y como inductora de un delito continuado de falsedad en documento mercantil. La inhabilitación es para empleada o cargo público electo o de funciones de gobierno o administración en el ámbito local, provincial, autonómico, estatal o supranacional.

Después de la sentencia condenatoria Vox, Cs y el PPC hicieron llegar escritos a la JEC solicitando la retirada del escaño a la presidenta del Parlament suspendida porque consideraban que incurría en ilegibilidad sobrevenida. En una reunión el 13 de abril la JEC no resolvió sobre el escaño de Borràs y decidió dar diez días hábiles a la vicepresidenta de la cámara, con funciones de presidenta, Alba Vergés, para que explicara si le mantiene el acta y por qué, así como las alegaciones que deseara. Este plazo se ha agotado este mismo viernes. Se trata del mismo procedimiento que siguió la JEC antes de retirarle el escaño al exdiputado de la CUP Pau Juvillà. Finalmente, el árbitro electoral ordenó retirarle, tal como ya había hecho con el expresidente de la Generalitat Quim Torra.

(Visited 24 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario