Máximos históricos de los precios del gas y la electricidad en la UE el segundo semestre de 2022

La electricidad se ha encarecido un 20,8% respecto al año pasado y el gas un 50% a causa de la guerra en Ucrania

Un fogón de gas natural (ACN)

Los precios del gas y la electricidad en la Unión Europea (UE) registraron máximos históricos durante el segundo semestre de 2022 por la guerra de Ucrania. La electricidad se encareció un 20,8% respecto al año pasado, pasando de un precio medio de 23,50 euros por cien KWH a 28,40 euros, según datos publicados este miércoles por Eurostat. Por otro lado, el importe del gas se incrementó un 50%, de los 7,8 euros por cien KWH hasta los 11,40 euros. El aumento, además, se produce en un contexto donde los gobiernos han impulsado medidas para reducir el peso de los impuestos. De hecho, los impuestos en la electricidad han pasado a representar el 16% del total de la factura (la cuota del año pasado era del 36%), mientras que los del gas han caído hasta el 14% (antes el 27%).

El precio de la electricidad para los consumidores se encareció en casi todos los Estados de la Unión Europea, siendo los Países Bajos y Malta las únicas excepciones. En Malta, los precios están regulados por el gobierno, hecho que permitió reducir la factura un 3% en términos interanuales. En los Países Bajos, la disminución fue del 7% gracias a la eliminación de algunas tasas.

Los incrementos más pronunciados se dieron en Rumanía y la República Checa, donde el importe de la electricidad durante el segundo semestre de 2022 se duplicó respecto al año pasado. También destacan casos como el de Dinamarca (+70%), Lituania (+65%) y Letonia (+59%). En términos absolutos, los precios más altos en cuanto a la electricidad se registraron en Dinamarca (58,70 euros por cada ciento KWH), Bélgica (44,90 euros) e Irlanda (42 euros).

En cuanto al importe del gas, la factura subió en todos los países de la UE. El aumento más destacado lo registró la República Checa, donde los precios se incrementaron más del triple. También fue notable la variación registrada en Rumanía (+165%), Letonia (+157%), Lituania (+112%) y Bélgica (+102%). De hecho, solo hubo dos países donde la subida de precios fue inferior al 20%. Se trata de Croacia (+14%) y Eslovaquia (+18%). En cifras absolutas, Suecia y Dinamarca registraron los precios del gas más elevados, con importes de 27,50 euros por cien KWH y 20,80 euros, respectivamente.

(Visited 49 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario