Misil en la línea de flotación del ‘Catalangate’ en Europa

El profesor José Javier Olivas, vetado por la Comisión Pegasus del Europarlamento, presenta en Bruselas un estudio demoledor contra el informe de Citizen Lab

Reunió de la Comissió PEGASUS del Parlament europeu, aquest dijous 9 de febrer

El profesor del departamento de Ciencias Políticas y de la Administración de la UNED José Javier Olivas presentó la tarde de este jueves 9 de febrero en la sede del Parlamento europeo un informe demoledor que cuestiona a fondo la calidad, rigor y credibilidad del CatalanGate que publicó el colectivo canadiense Citizen Lab en abril del pasado año según el cual 65 personas partidarias de la independencia de Catalunya habrían sido espiadas con los softwares maliciosos Pegasus y Candiru. Olivas presentó este trabajo, titulado “El caso Pegasus. Una revisión crítica del informe CatalanGate de Citizen Lab, en compañía del eurodiputado de Ciutadans Jordi Cañas.

La presentación del informe de Olivas se produjo el mismo día que la Comisión de investigación del caso Pegasus en el Parlamento europeo mantenía una sesión de trabajo. Olivas fue vetado por comparecer a esta comisión aunque había sido invitado previamente. Tres días antes de comparecer, los responsables de la comisión comunicaron al profesor de la UNED que habían anulado su invitación. Esta anulación se produjo por las presiones que hizo Ronald Deibert, director de Citizen Lab, amenazando con no enviar a ningún representante de este colectivo a explicar su CatalanGate al Parlamento europeo e intentando desprestigiar el trabajo de Olivas. Jordi Cañas lo trasladará, sin embargo, a la Comisión PEGA del Parlamento.

“El caso Pegasus. Una revisión crítica del informe CatalanGate de Citizen Lab consta de 237 páginas y concluye que el dossier publicado por este colectivo está repleto de “todo tipo de irregularidades y conflictos de intereses”. También considera que «puede estar actuando de forma parcial y poco rigurosa para ayudar a las grandes empresas tecnológicas ya partidos políticos separatistas a presentar demandas legales». “Las pruebas aportadas por el informe CatalanGate son claramente insuficientes para formular acusaciones específicas, como las que se dirigen contra el Gobierno español. No hay motivos suficientes para afirmar que España ha participado en un espionaje ilegal, ilimitado, innecesario o desproporcionado de políticos y activistas catalanes, como sugiere Citizen Lab”, asegura el profesor José Javier Olivas, quien, por otra parte, recalcó que “no es aceptable académicamente” que Citizen Lab oculte los datos que le han llevado a las conclusiones de su informe. También denunció las rectificaciones que ha añadido Citizen Lab a su CatalanGate desde que lo publicó y Jordi Cañas se preguntó por qué acusa al gobierno español de espionaje cuando los servicios de inteligencia de otros países, como el de Estados Unidos, podría querer estar al corriente de las negociaciones del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con emisarios del Kremlin para conseguir su apoyo a la independencia de Catalunya.

La comisión del Parlamento europeo que investiga el espionaje con Pegasus en varios de sus estados miembros ha entrado ya en la fase final. En unos diez días representantes de esta comisión visitarán España, aunque la fase de entrega de enmiendas a sus conclusiones ya está cerrada. De un modo u otro, sus miembros tendrán que tener en cuenta el informe de José Javier Olivas y su contundente alegato contra el rigor y fiabilidad del CatalanGate que han promovido conjuntamente Citizen Lab y un sector del independentismo catalán.

(Visited 914 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario