Preacuerdo entre la plantilla y Amazon por el cierre de la planta de Martorelles

La firma plantea más plazas para el centro de El Prat, nuevas condiciones para Figueres y Zaragoza e indemnizaciones

    Protesta dels treballadors d'Amazon

    Los representantes de los trabajadores y la dirección de la planta de Amazon en Martorelles (Vallès Oriental) han llegado a un preacuerdo para hacer efectivo el cierre del centro. Tras una reunión que arrancó a las 10.00 h del lunes y acabó cerca de las 6.00 h del martes en la sede de los Servicios Territoriales de Trabajo, en Barcelona, las partes han acordado incrementar las plazas disponibles para recolocar a unos 300 empleados en el centro de El Prat de Llobregat, así como una bonificación para quienes opten por los traslados a los centros de Zaragoza y Figueres, e indemnizaciones para quienes no se acojan a ninguna de las dos opciones anteriores. Se prevé que la plantilla ratifique o no el acuerdo en asambleas el jueves y el sábado en el centro de trabajo del Vallès.

    El preacuerdo llega en el tramo final de las negociaciones entre las partes para resolver la situación de la planta de Martorelles, después de que el pasado mes de enero trascendiera la decisión de la firma de trasladar la actividad a otros centros, una decisión que la plantilla siempre ha calificado de cierre encubierto. Tras convocar huelga entre los días 1 y 17 de febrero, el encuentro de este lunes se preveía definitivo en cuanto al entendimiento por el futuro de los trabajadores.

    Así, se ha incrementado el número de plazas disponibles para el centro de El Prat de Llobregat en unas 300, según fuentes sindicales. Son pocas para el volumen de 745 trabajadores que hay en Martorelles, y de diferentes categorías, pero los trabajadores que opten por esta opción mantendrían las condiciones acordadas para los empleados de la provincia de Barcelona, entre ellas las de retribución para turnos de noche o fines de semana.

    No tendrían estas mismas condiciones aquellos que se decanten por el traslado a los centros de Zaragoza y Figueres, pero por este motivo se han establecido unos planes de compensaciones. Así, percibirían una paga de 7.250 euros, de los que 4.850 se ingresarían en una única nómina. El resto, 2.400 euros, quedarían repartidos en un año, siempre y cuando siguieran trabajando para la empresa durante este período.

    Para aquellas personas que no opten por ninguna de estas dos opciones, se ha establecido un régimen de indemnizaciones de 33 días más 375 euros por año trabajado. Para los trabajadores de mayor categoría se realizaría un pago único de 790 euros, mientras que para el resto sería de 690 euros.

    Los representantes de los trabajadores han convocado este miércoles a la plantilla en la planta de Martorelles para informar del preacuerdo a una asamblea adaptada a los diferentes turnos, a las 6.00 h, las 12.30 h y las 16.00 h. Las votaciones se llevarán a cabo el jueves y el sábado, también en el centro vallesano.

    (Visited 104 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario