¿Por qué Laporta sigue las políticas filomadridistas?

Joan Laporta

Desde que Florentino Pérez negoció con Joan Laporta la famosa pancarta del Bernabéu, el Barça ha sido cómplice, actor y víctima de las políticas y de los intereses del club blanco. Empezando por el despido improcedente de Leo Messi, el golpe más bajo de todos, asestado por los muchos “fans” que Florentino tenía entonces en el Camp Nou además del presidente, el CEO Ferran Reverter y el vicepresidente económico Eduard Romeu, las grandes decisiones de Laporta desde su regreso al palco han contribuido a mejorar el estatus de dominio del Madrid en el fútbol español y europeo e irremediablemente a la ruina azulgrana en todos los aspectos.

La prensa catalana y el aparato mediático de Laporta cuidan de que esta cruda realidad se mantenga oculta y al margen de cualquier debate. Sin ir más lejos, esta misma semana la Roma ha dejado plantado al Barça para el Gamper por orden del propietario del PSG, Nasser Al Khelaifi, después de que el millonario qatarí haya dado instrucciones precisas de aislar a los tres clubs, Real Madrid, Juventus y Barça, que siguen defendiendo la Superliga.

Hoy se sabe que el aval del Banc Sabadell fue conseguido en buena parte con la ayuda del propio Florentino, cuando Laporta necesitó que echaran una mano y que el hombre de confianza del presidente blanco, José Ángel Sánchez, ha venido colaborando con los ejecutivos del Barça para facilitar el acuerdo con Sixth Street, uno de los “partners” estratégicos del Real Madrid.

Sin ir más lejos, la semana anterior Laporta se había reunido con Eduardo Inda, ideólogo-jefe del madridismo y conseguidor del Reino dentro del aparato del Estado, para seguir coordinando las estrategias conjuntas de Florentino y uno de sus peones clave, Laporta, al que va apretando sin ahogarlo, porque en el fondo es el presidente del Barça que más le conviene controlar y conservar para sus planes.

Si Laporta se hubiera puesto en manos de Javier Tebas, puede que hubiera conseguido algo menos de dinero con la venta unilateral de los derechos de TV a través de CVC, pero desde luego hoy el FC Barcelona presentaría un balance limpio, beneficios y dispondría de margen salarial para fichar y reforzarse.

Laporta hubo de elegir bando desde el momento en que vendió su alma al “demonio” blanco y firmó, no se sabe en qué condiciones, una adhesión inquebrantable al proyecto de la Superliga y una demanda contra los clubs de LaLiga Impulso y contra el propio Tebas. El Barça era el eslabón más débil y vulnerable de ese frente tripartito con Madrid y Juventus.

Para el resto de las catástrofes Laporta se basta y se sobra. Un vistazo a la realidad lo confirma, pues mientras pide a los jugadores que acepten irse o bajarse el salario porque la situación es de absoluta precariedad, por otro lado filtra que ha ofrecido al Bayern 40 millones por Lewandowski y negociado buenas condiciones con futbolistas que sólo podrán entrar si los que aún están dentro se sacrifican.

Y eso es imposible.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.