El entorno de Puigdemont brama contra el texto que acusa a Israel de apartheid aprobado por el Parlament

Alay cree que al independentismo le "costará años" reparar "el estropicio" y Rahola habla "de obsesión antiisraelí"

Josep Lluís Alay, Clara Ponsatí, Josep Rius, y Aurora Madaula

La aprobación de una propuesta de resolución en el Parlament de Catalunya que reconoce «que el sistema que aplica Israel en los territorios ocupados (de Palestina) es contrario al derecho internacional y equivale al crimen de apartheid» ha indignado a Junts per Catalunya y figuras muy cercanas a Carles Puigdemont, como a la tertuliana Pilar Rahola, al jefe de la oficina del expresidente, Josep Lluís Alay, y a la exconsejera Clara Ponsatí. El texto salió adelante con el apoyo del PSC, ERC, la CUP y En Comú Podem, mientras que Vox y Cs se abstuvieron y Junts fue el único partido que votó en contra.

«Nos costará años poner remedio al estropicio que ha provocado hoy el Parlamento de Cataluña«, ha publicado Alay en Twitter, un comentario que la exconsejera Ponsatí ha compartido añadiendo que «es la prueba, si era necesario, que para algunos esto de la independencia no aparece en su mapa». Por su parte, Rahola, galardonada con múltiples premios por su posicionamiento favorable al Estado de Israel, ha relacionado el texto aprobado con «la obsesión antiisraelí en versión patológica» y ha asegurado que el Parlament «da pena y vergüenza» y que «banaliza el apartheid sudafricano».

«Reduce el complejo conflicto israelo-palestino a una simple visión de buenos y malos. Ataca una democracia solvente y calla respecto a los crímenes de Hamás, Hezbollah», ha escrito Rahola en Twitter. Sin embargo, la tertuliana no se pronunció ante el asesinato de la periodista palestina de Al Jazeera Shireen Abu Akleh en manos del Ejército israelí, algo que varios usuarios le han reprochado en las redes sociales. El perfil internacional de Junts también se ha pronunciado en contra del uso del término apartheid para el conflicto entre Israel y Palestina porque «ni recoge la situación, ni acerca a la solución», y ha el partido ha asegurado que quiere «una solución de dos Estados justa, pacífica, dialogada y que cumpla el derecho internacional».

La resolución sobre la situación que vive Palestina tiene en cuenta los informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch que califican de apartheid y vulneración de derechos humanos las acciones que Israel lleva a cabo contra los palestinos. A pesar de tratarse de entidades a las que el independentismo recurre a menudo cuando se trata de su conflicto con el Estado español, Junts discrepa ahora de las conclusiones de estos organismos internacionales. En la votación, celebrada en la Comisión de Acción Exterior, Transparencia y Cooperación, estaban, por parte de Junts, Francesc de Dalmases como presidente de la comisión, el diputado Joaquim Jubert, el portavoz del partido Josep Rius y la diputada Aurora Madaula, perfilada como la principal figura del ala izquierda de Junts.

Amnistía se congratula e Israel lo rechaza

La embajadora de Israel en España, Radica Radian-Gordon, ha condenado «enérgicamente» la resolución aprobada por el Parlament, la cual ha tildado de «vergonzosa». Como Rahola, Radian-Gordon ha afirmado que el texto es «fruto de la obsesión antiisraelí de quienes lo han promovido y aprobado». A diferencia de la embajadora israelí, Amnistía Internacional ha mostrado su apoyo a la resolución y la ha considerado una «buena noticia».

La entidad ha celebrado que el Parlamento catalán es el primero en toda Europa que «denuncia el sistema de opresión israelí como un crimen de lesa humanidad» y, en este sentido, el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, ha destacado que la resolución «es un paso más en el camino hacia la acción para desmantelar ese sistema».

(Visited 352 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario