Flecos del ‘procés’: Una encuesta tramposa

LA SITUACION. He dedicado gran parte de mi vida profesional a la investigación sociológica, mediante estudios sociales y de mercado, incluyendo encuestas electorales. De hecho, mi instituto fue el primero y único en decirle a Jordi Pujol, mediante estudio demoscópico, que iba a ser el próximo presidente de la Generalitat, lo que los otros institutos no llegaron a vaticinar. Pujol contrató nuestros servicios durante los diez años siguientes a su ascenso presidencial.

No es bueno hacer leña del árbol caído, aunque cuando la maquinaria del árbol ha sido tan perversa como engañosa y malversadora, por lo menos, hay que dejar testimonio y constancia de estos hechos, como “el derecho a decidir”, el falso referéndum, o lo que describo en este artículo, en los que, desde el poder, se nos trató poco menos que como imbéciles. Es por eso por lo que, para que conste en las hemerotecas, despropósitos como éste deben formar parte de la memoria histórica de esta década infame del frustrado y frustrante procés.

LOS HECHOS. ANC y Ómnium Cultural ponen en marcha, la que tildan de SUPER encuesta  de sis “preguntas” que interpelan sobre una hipotética Cataluña independiente, buscando previamente nada menos que a “100.000” encuestadores, supuestamente voluntarios, extraídos de las mismas asociaciones independentistas (primer sesgo) para visitar a los 2,5 millones de hogares existentes en aquel momento en Cataluña.

La demoscopia -mala prensa aparte por sus sospechosas y a veces flagrantes desinformaciones electorales- es una ciencia matemática que permite, preguntando a una parte de la población, saber lo que piensa o va a hacer la totalidad. Preguntando estratificada mente a unos cuantos se sabe, por extrapolación, lo que piensan o van a hacer el resto. Entrevistar a toda la población es tan inviable como inútil, aunque sin duda una muestra amplia nos dará un error muestral menor.

UNA ENCUESTA QUE NO LO ES. Para empezar, la expectativa de entrevistar a toda la población es un censo, no es una encuesta, y la captación de 100.000 entrevistadores de unas asociaciones políticamente comprometidas es un sesgo absoluto. Estamos ante un ejemplo “académico” que contraviene las leyes de la demoscopia y nos plasma, lo que en realidad es una, mal enmascarada, campaña de adoctrinamiento. En realidad, lo que propone la ANC es una visita electoral de mitin, con la excusa de la encuesta, pensando en reforzar a los ya adoctrinados y ver si pican los que aún no lo están.

LAS PREGUNTAS. En la medida que una pregunta se manipula previamente, ya sabemos que la respuesta va a ser el resultado de lo que sugiere la propia pregunta. Las respuestas que van a ser favorables a las preguntas no pueden estar más garantizadas.

Los instigadores de esta “visita electoral” no se inmutan al presentar una acción revestida de demoscopia que, académicamente, no se sostiene. Veamos en un par de las preguntas la manipulación que se esconde detrás. Resulta que cada pregunta contiene una afirmación previa sesgada hacia el independentismo, que consiste en el verdadero mensaje “electoral” de adoctrinamiento.

1.- Si Cataluña fuera un estado tendría entre 8.000 y 16.000 millones de euros más. ¿Cómo piensa que se deberían gastar? A la pregunta le antecede una información, base de la respuesta que se plantea, la cual, sea la que sea, confirma la pregunta, reafirmando que se está de acuerdo con la información previa recibida, sin que se dé la opción de no estar de acuerdo. La sutilidad es tan burda como extrema. En niveles educativos, por ejemplo, rurales, el interpelado acabaría apuntándose a la “secta” de inmediato, si ello se le planteara.

2.- Cataluña forma parte de la UE desde 1986 y paga más de lo que recibe. Si es un estado independiente, cumple todos los criterios para seguir siendo miembro de la UE. ¿Qué le parece más importante de la relación Cataluña-Europa? Las afirmaciones; de la primera  ”paga más de lo que recibe”, no había constancia y la segunda “si como independientes cumplimos para seguir siendo miembro de la UE” es un dato falso (es sabido que Cataluña se vería obligada a salir de la UE).

POR QUE NO HAN PREGUNTADO POR EJEMPLO: ¿La posibilidad de que a cada ciudadano la independencia le costase 9000 € , podría disuadirle de apoyar la propuesta de que Cataluña fuera un Estado ? o…  ¿Si inexorablemente Cataluña al independizarse tuviera que salir de la CEE, y del euro, Vd. apoyaría el proyecto de Estado catalán?

Estamos ante la misma manipulación, pero al revés. Unas y otras no son preguntas, sino puro adoctrinamiento. Ocurrió lo mismo con la pregunta del referéndum ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república? De entrada “querer” es un verbo de acción que sugiere una respuesta positiva. Lo correcto hubiera sido hacer una pregunta dicotómica. Por ejemplo, “Ante el futuro de Cataluña hay dos posibilidades: a/ Convertirnos en un estado independiente en forma de república, y b./ Seguir siendo una autonomía con progresivas mejores concesiones”.  

Transcribo la opinión de un lector  que no tenía porqué saber nada de demoscopia pero ya intuía el adoctrinamiento sectario: “Empiezo a preocuparme seriamente. Dicen que no quieren convencer a nadie, solo escuchar, pero el tono es sacerdotal y paternalista. Te van a hablar desde la “fe independentista”, así que me entra cierto temblor al pensar que una pareja me preguntará en mi casa como quiero que sea el nuevo país. ¿Qué nuevo país? Intromisión e instrucciones amables y simpáticas en un desmesurado despliegue casa por casa. Las sectas hacían eso mismo en un tiempo reciente”.

Empezaron con imposiciones sutiles y sonrientes, pero de evidente falta de habilidad. Luego pasaron a incendiar la ciudad y hoy, descoloridas, sus “esteladas”, languidecen en ventanas y  chalés adosados, mientras los lideres políticos, para que no se diga, se aferran “al no al castellano”, mientras pisan moqueta  y llegan a casa en sus limusinas. Ni olvido ni perdón, por lo menos, para estos últimos, aprovechados oportunistas.

Facebook
Twitter
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.