¿Por qué Laporta no puede evitar más pérdidas este ejercicio?

Spanish lawyer Joan Laporta celebrates his victory at the auditorium of the Camp Nou complex after winning the election for the FC Barcelona presidency on March 7, 2021 in Barcelona. Joan Laporta, 58, returned as Barcelona president today after winning the club's elections by a clear margin, with his central pledge to try to persuade Lionel Messi to stay. Laporta was last president at Barca between 2003 and 2010, which included overseeing the hugely successful appointment of Pep Guardiola as coach and the iconic treble-winning team of 2008-9. / AFP / LLUIS GENE

La posibilidad de que Joan Laporta acabe cumpliendo algunas de sus promesas se complica una vez más. Tras la nota oficial del club, convocando una asamblea extraordinaria para el próximo día 16 de junio, en las horas posteriores han empezado a circular rumores que apuntan a que, definitivamente, las propuestas sometidas a la votación de los socios sean completamente vagas e inconcretas sobre ventas de activos sin nombres, condiciones ni demasiada información.

Tanto es así que, finalmente, puede que tanta prisa tampoco sirva de mucho, pues está decayendo el interés de Laporta en el tinglado de CVC, que nunca le ha gustado, y ya se sabe que la posible venta de BLM por 200 millones tampoco podrá cerrarse ni computarse antes del 30 de junio con ese efecto balsámico pretendido contra la amenaza de cerrar el ejercicio con pérdidas.

En cuanto a la posibilidad de vender anticipadamente el 25% de los derechos de TV y su explotación vía la creación de una sociedad participada se trata de un negocio del que se habla con algunas empresas interesadas en clave de futuro.

Laporta no va a llegar a tiempo de que la asamblea sirva para mucho más que para conseguir luz verde a esa venta de activos que se trae entre manos, en ningún caso antes de este final de mes que se presenta dramático y con números rojos que no harán sino aumentar la gravedad de sus problemas económicos.

Sólo parece tener la salida de la venta de jugadores, una opción que tampoco pinta demasiado bien, pues para que, por ejemplo, Frenkie de Jong, pueda ser vendido a cambio de beneficios hay que contar con el sí del futbolista holandés. Y no está alineado, lo mismo que Gavi o Araujo. No hay mercado que pueda darle a Laporta ninguna alegría en la fecha límite del 30 de junio a la vuelta de la esquina.

El malestar y el cabreo de Laporta a causa de esta situación le ha llevado a filtrar que pretende rebajar las fichas de las vacas sagradas también de cara a la próxima temporada.

Tampoco es una solución a corto. Laporta se ha pasado el año vendiendo humo y embustes de modo que, hoy por hoy, parece condenado a cerrar con pérdidas otra vez y, lo que es peor, haber de negarle a Xavi los fichajes que necesita.

Como dice Javier Tebas, con mejor o peor oportunismo, hoy en día el Barça no puede fichar a Lewandowski. No lo ha dicho Tebas, pero lo ha admitido la junta directiva: no puede ni renovar a Sergi Roberto. Normal que se empiece a poner nervioso todo el mundo, incluidos sus directivos y el propio Xavi.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.