Los visitantes de las residencias ya no se tendrán que hacer los test

El Govern flexibiliza algunas medidas en los centros para personas mayores ante la mejora epidemiológica

A partir de este martes, las restricciones a las residencias de ancianos serán más flexibles. Según han anunciado los departamentos de Drets Socials y de Salut, a partir de ahora ya no será obligatorio hacerse un test de antígenos antes de visitar un usuario. También cambia el número máximo de visitantes: de dos a tres.

Se mantendrán los paseos y las salidas, tanto las de tres días como las más largas, siempre que sean con una misma burbuja de convivencia. Además, cuando vuelvan de las salidas cortas, los usuarios no tendrán que hacerse ninguna prueba.

Cuando los residentes vuelvan de una salida de menos de tres semanas, se hará una vigilancia exhaustiva de los síntomas. Si la salida es más larga, los no vacunados deberán hacerse una prueba PCR y deberán hacer 14 días de cuarentena.

En el caso de los usuarios que tengan la pauta completa de vacunación o pasado la infección en los últimos tres meses (siempre que esté confirmada con una prueba PCR), únicamente se mantendrá la vigilancia de los síntomas en los 14 días posteriores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides